La Lotería de Navidad es uno de los acontecimientos más ilusionantes de las navidades. De hecho, la rifa española del 22 de diciembre supone el pistoletazo de salida de las vacaciones festivas, mientras que el Sorteo del Niño, el 4 de enero, nos recuerda el próximo final de los días de ocio. La lotería va unida sin duda al inconsciente colectivo durante estas señaladas fechas.

Los millones de jugadores que invierten en ilusión utilizan los trucos más variados y singulares para hacerse con el número que imaginan, sueñan y desean fervientemente que se convierta en el Gordo.

El Estado siempre gana a la lotería

La lotería es el juego estrella del Estado con un 57 por ciento de participantes. El dinero que mueve de los ciudadanos es escalofriante frente a las escasas probabilidades de ganar. Es muy popular la Regla de Laplace: En la Lotería de Navidad se ponen en juego 170 series de 85.000 números, de los que 13.334 llevan premio. Esto da una probabilidad de que te toque el Gordo de uno entre 14 millones y medio. Sería más fácil conseguir este premio un jueves de lotería cualquiera cuando las probabilidades están uno contra 600.000.

Un apostante que juegue durante 50 años puede perder 15.000 euros y la probabilidad de ganar un premio grande se reduce a una entre 700 en todos esos años.

150 años para que toque la lotería

Si lo que quiere saber es cuándo le va a tocar la lotería, resulta muy divertido utilizar un simulador que supone que cada semana compramos un décimo de lotería. Calcula el número de probabilidades mediante sorteos ficticios de lotería. Este es un ejemplo de respuesta a un número personal:

"Número de sorteos: 8.580. Necesitarás esperar 165 años y 0 semanas para que te toque ese número. Te habrás gastado 171.600 euros en lotería. Tendrás 221 años. Feliz 221 cumpleaños".

Héctor Julián Coronado en su divertido blog mejicano Libre Pensar realiza sus propios cálculos: "Para estar 100% seguro de llevarse el primer premio del melate hay que obtener una probabilidad de 1. Y para eso hay que participar en un sorteo comprando 32458436 combinaciones distintas. Es la única manera. Y sale caro".

Software algorítmico para ganar la lotería

Y es que el colmo de la sofisticación para acertar en la lotería es aplicar algún "software" algorítmico. En una página en la que ofrecen estos milagrosos remedios, el cibervisitante ha sido impelido a llegar hasta ella por "La Ley de Atracción a los secretos de cómo ganar las quinielas".

En la página de Negoraca, su creador piensa subir todos los programas de generación algorítmica de números, recopilados durante más de 10 años navegando por la red.

Estos sistemas se venden con charlatanería de mercadillo ("Hoy les mostraré cómo a través de este método ¡usted!, ¡Sí! Usted y únicamente usted puede acertar los números de lotería") en páginas de compra y venta miscelánea a través de correos electrónicos, como si le estuvieran vendiendo el mejor crecepelo.

Tendencia de la lotería

Algunos eslóganes de vendedores: "El programa Pily te ayuda a identificar una tendencia de una lotería y de ella puedes elegir números"; "Lotto Pro 2007 te ayuda a jugar a la lotería con control, no con adivinanzas".

Por si es usted aficionado, le ofrecemos un sitio de descarga de programas que generan combinaciones aleatorias para ganar en los sorteos de Lotería y Loto.

Sólo suerte en los juegos de azar

No hay más suerte que la suerte. El azar se adapta muy mal a las fórmulas. Por ejemplo, el gordo de 2006 ya salió como premio gordo en 1903. Este número lo llevaron 2 sevillanos que obtuvieron también un segundo premio en el mismo sorteo, una gran casualidad ya que las probabilidades de que esto suceda se eleva a una entre 14.000 millones.

No jugar es la mejor manera de ganar a la lotería. Desengáñese, como sentencia la voz popular, "no hay más lotería que trabajar noche y día" o que "en lotería gastarás lo que sobre y nada más".