La morfología léxica es la parte de la gramática que estudia la estructura de las palabras y las pautas que permiten construirlas o derivarlas de otras. Las palabras se pueden formar por composición, derivación, o la combinación de ambas, la parasíntesis. Otros procedimientos de formación de palabras son la creación de siglas y acrónimos; y los acortamientos y las abreviaturas.

La composición: rojiblanco, sordomudo, lavavajillas

Es un procedimiento de formación de palabras que consiste en unir dos o más bases léxicas, portadoras del significado léxico, para formar una unidad léxica nueva. Por ejemplo, la palabra rojiblanco es una palabra compuesta que consta de dos bases léxicas: rojo y blanco.

Formación de las palabras compuestas

Las palabras compuestas pueden formarse por la suma de:

verbo + sustantivo = sustantivo: tocadiscos, escurreplatos, cascanueces, rompecabezas.

sustantivo + adjetivo = sustantivo: caradura, camposanto, nochebuena.

sustantivo + sustantivo = sustantivo: coliflor, telaraña, bocacalle, hojalata.

adjetivo + sustantivo = sustantivo: medialuna, altavoz, malhumor, mediodía.

adjetivo + adjetivo = adjetivo: agridulce, claroscuro, hispanoamericano, socioeconómico.

sustantivo + adjetivo = adjetivo: patizambo, cuellilargo, cejijunto, cabizbajo, pelirrojo.

La derivación: prefijación y sufijación

Es un proceso morfológico de formación de palabras a partir de una base léxica a la que se unen uno o varios afijos derivativos. Los afijos son morfemas que aparecen ligados a una base léxica y que por su posición respecto a la base se clasifican en prefijos (se añaden a la izquierda de la base), sufijos (a la derecha) e infijos (en el interior de la palabra). Estos últimos, a diferencia de los prefijos y los sufijos, carecen de significado léxico, solo sirven de enlace y no forman palabras nuevas (café / cafecito, siendo el infijo la letra c).

Los prefijos y los sufijos se diferencian porque los primeros son solo derivativos, mientras que los segundos pueden ser derivativos y flexivos. Además, los prefijos no pueden cambiar la categoría de la base y sí lo pueden hacer los sufijos.

Formación de las palabras derivadas

Se reconoce la estructura de las palabras derivadas con prefijos cuando el significado de estos es transparente y con propiedades identificables. Los prefijos se clasifican en adjetivales, adverbiales y preposicionales. Los adjetivales aportan un significado similar al de los adjetivos (neogótico, minibar, pseudociencia), dentro de los adverbiales se encuentran palabras como entreabrir y sobrecargar, mientras que sobreedificar (también con el prefijo sobre), en este caso, es un prefijo preposicional.

Los sufijos se añaden a sustantivos, adjetivos y, en algunos casos, a adverbios y otras clases de palabras para expresar tamaño (mesita, caminazo) y, con mayor frecuencia, toda una serie de valores predominantemente subjetivos y expresivos (cariñito, amorcito, papaíto).

La parasíntesis: prefijación y sufijación simultáneas

Este procedimiento mixto de formación de palabras puede darse por composición y derivación simultáneas o por prefijación y sufijación simultáneas.

Ejemplos de composición y derivación simultáneas son centrocampista (centro + campo + -ista), sietemesino, quinceañero (quince + año + -ero).

El procedimiento de prefijación y sufijación simultáneas sería el caso, por ejemplo, de la palabra enrojecer en la que el prefijo en- y el sufijo -ecer se unen a la base directamente.

Otros mecanismos de formación de palabras: siglas, acrónimos, acortamientos y abreviaturas

Las siglas son palabras formadas tomando las letras iniciales de un enunciado, un sintagma o un título (ONU = Organización de las Naciones Unidas). Los acrónimos se forman tomando no solo la letra inicial sino varias, ya sean iniciales o no (BANESTO = Banco Español de Crédito).

Los acortamientos (bici, de bicicleta) y abreviaturas (máx., de máximo) no son palabras nuevas sino formas abreviadas de palabras existentes.