Cerca de 6 mil millones de pesos gastó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de México, en el censo de población y vivienda. Para el censo fueron contratados 180 mil personas de las cuales 163 tuvieron como meta visitar todos los hogares de país.

El objetivo del censo es actualizar la información sobre la estructura, el tamaño y la distribución de la población, así como conocer las condiciones socioeconómicas del país e información de las viviendas y sus características básicas. Con los datos obtenidos se pretende hacer un comparativo sobre censos anteriores, con la finalidad de conocer cuál era la situación de México en décadas anteriores.

Infraestructura del censo

El censo contó con dos tipos de cuestionarios, el básico y el ampliado. El cuestionario básico contiene 29 preguntas que permiten recabar información como: edad de las personas, sexo, parentesco, lugar de nacimiento y de residencia, derechos a servicios de salud, religión, discapacidad, lengua indígena, nivel educativo, situación conyugal, condición de actividad económica, fecundidad y mortalidad.

El cuestionario ampliado se aplicó a alrededor de 2.7 millones de viviendas. Lo forman 75 preguntas, que profundizan en temas sobre salud, discapacidad, pertenencia étnica, educación, migración interna e internacional, características económicas , fecundidad y mortalidad, características de la vivienda, entre otras.

Distribución de los entrevistadores

Los entrevistadores fueron distribuidos en las 32 entidades federativas y los 2,456 municipios que las conforman (eso supone 292 mil localidades distribuidas por todo el país). Para ello, tuvieron que recorrer 1.9 millones de manzanas ubicadas en el interior de las localidades.

Para proporcionarle más calidad y credibilidad a los datos obtenidos por los entrevistadores, los supervisores habrán de hacer recorridos de manera esporádica y al azar, para visitar hogares donde se haya aplicado el cuestionario y corroborar que los datos recavados por el entrevistador sean correctos y verídicos.

Resultados del censo

En diciembre de este año se van a presentar los datos preliminares del censo y en el primer trimestre del 2011 se iniciará con la publicación de los datos definitivos, que podrán ser consultados en el portal de Internet del INEGI.

A partir del 26 de junio y de acuerdo con el programa inicial, la estructura de campo tendrá una semana para lograr la entrevista en aquellas viviendas donde no ha sido posible encontrar a los informantes o que las viviendas no sean de fácil acceso; el objetivo es lograr la mejor cuenta de la población y las viviendas en la historia de México.

Para recordar

A partir de 1900, se han realizado los censos con una periodicidad de diez años, salvo en el año 1920, en el que, debido al conflicto revolucionario, fue imposible aplicar el censo y fue postergado al año siguiente. Con el fin de acortar el periodo de censos se creó el conocido como intercensal o Conteo de Población y Vivienda. Hasta la fecha se han aplicado 2 conteos, el primero en el año 1995 y el segundo en 2005.