Tercer partido de la final de la Liga ACB

-

Real Madrid 85–59 Barcelona (2-1).

El Real Madrid se escapó en el segundo cuarto y logró una holgada victoria que llegó a los 30 puntos de ventaja. El Barcelona deberá luchar para evitar perder el título si vuelve a caer a domicilio el próximo miércoles.

Tras dos intensos y emocionantes duelos en Barcelona la serie final llegaba igualada al Palacio de los Deportes de Madrid. El equipo de Pablo Laso había destacado en su acierto exterior (60% de acierto en los triples por el 26% del rival) y los de Xavi Pascual anotaban más puntos en la pintura. El problema de rodilla de Boniface N’Dong y la fascitis plantar de Juan Carlos Navarro lastraban a los azulgranas.

En el primer cuarto la anotación fue alta. Se esperaba de los blancos ese juego alegre y rápido del que han hecho gala toda la temporada y el Barça tampoco rehuyó a correr. En apenas dos minutos y medio Kyle Singler cometió dos faltas y se fue al banquillo.

Pero lo más destacado fue la irrupción de Jaycee Carroll. El escolta madridista entró mediado el primer acto y logró 12 puntos sin fallo (con 5 de 5 en canastas de dos).

Segundo cuarto

El Madrid fue capaz de romper la igualdad con un rotundo parcial de 16-1. En él tuvo un papel fundamental la clarividencia del base canario Sergio Rodríguez, que está llamando a las puertas de la ÑBA olímpica, y Felipe Reyes, autor de 11 puntos (41-26).

La racha se cortó con un triple y dos tiros libres de Navarro. Pese a sus problemas físicos el escolta catalán es todo coraje. Sergio Llull devolvió la máxima diferencia para el equipo de casa con 4 de sus 10 puntos en la primera parte (46-31). Y Erazem Lorbek, muy desdibujado falló dos de los tres tiros libres con los que concluyó el segundo cuarto.

Tercer cuarto

El Madrid basó su hachazo en su amplia ventaja en la faceta reboteadora (25-9). También se trasladaba esa renta en la aportacíon de los pívots (21 puntos de ,os blancos por 9 de los culés). Pero la tensión se acumuló de forma excesiva cuando en un barullo Pete Mickel soltó un manotazo en la cara de Novica Velikovic. La acción se saldo con una personal a Suárez y falta de éste por su reacción posterior y antideportiva a Mickeal por su agresión. (54-34).

El Barça solo había anotado 11 puntos en 14 minutos. Velikovic cometió su tercera falta (minuto 25) y Carroll regresó para anotar, de nuevo a la primera. Tampoco fallaba Llull (58-35). Y para colmo de males culés hasta Navarro falló su primer tiro libre en el playoff final.

Carroll (triple), Reyes y Mirotic elevaron la ventaja a 30 puntos (69-39). La victoria estaba resuelta.

Último cuarto

Mirotic dio la bienvenida a los diez minutos finales con un triple (3 de 14, lejos del acierto de los dos primeros encuentros). Salvo milagro el Barça ya estaba sentenciado y el partido del miércoles (22 horas, TVE) se presentaba como el primer match ball para los azulgranas.

Begic hizo un mate (en la novena asistencia del 'Chacho' Rodríguez, igualando las conseguidas en cada uno de los partidos previos) y ya no quedaron jugadores blancos sin anotar (excepto Jorge Sanz). Pascual dio descanso a Navarro y el partido dejó pasar los minutos con todo decidido.

Marcador: 25-23, 21-9 (46-32), 23-10 (69-42) y 16-17 (85-59).