En pocas palabras, el Fanfiction son historias en Internet escritas por fanáticos acerca de su libro, película, cómic o serie de televisión favorita.

Un Fanfic puede ser de cualquier tema, siempre y cuando sea una trama con una base firme de seguidores dispuestos a invertir gran parte de su tiempo en desarrollar, escribir y publicar lo mejor que su imaginación pueda ofrecer.

Terminología en el mundo del Fanfiction

Existe una infinidad de términos específicos en el mundo de los Fanfic, estos son algunos de los más relevantes:

  • Canon: Historias que pudieran estar incluidas dentro de las obras originales.
  • OOC: Por sus siglas en inglés "Out of Caracter", cataloga las historias en las que los protagonistas están fuera de personaje.
  • AU (Universo alterno): Historias que suceden en un lugar diferente a la trama original. Por ejemplo, "Romeo y Julieta en la segunda guerra mundial".
  • Crossover: Fanfics que incluyen y mezclan dos o más historias originales. Por ejemplo, "Harry Potter visita el mundo de Narnia".
  • One Shot: Fanfics que generalmente tienen un solo capítulo de duración.
  • Fluff: Historias de amor con el típico final feliz.
  • Slash/femslash: Fanfic gay.
  • Lemon: Historias con carga sexual explícita.

Los más populares

Los Fanfics como los conocemos ahora tuvieron su origen gracias a los "Fanzies", publicaciones periódicas de aficionados a la serie de televisión Star Trek.

El avance de la tecnología y la nueva era en comunicación global han hecho que este universo de aficionados alcance niveles nunca antes vistos.

Por ejemplo, en fanfiction.net, la historia original con más fanfics es "Harry Potter" con 452.991 archivos (J.K. Rowling publicó 9, incluyendo los dos libros alternos a la serie). En segundo lugar se encuentra "Crepúsculo" con 143.042 archivos basados en las cuatro novelas de la autora Stephenie Meyer.

En cuanto al séptimo arte se refiere, encabeza la lista con más fanfics "Star Wars" con 24.057. En segundo lugar está "Los Piratas del Caribe" con 17.885; y en tercero se encuentra "High School Musical" con 17.658.

Estos números aumentan día con día y representan un tipo de termómetro que identifica las historias más populares en el mundo del entretenimiento.

El Fanfiquero, ¿Un incondicional o un ladrón?

Como es usual en Internet, en el mundo imaginario del Fanfiction no existen personas, sino usuarios con nombres secundarios. Esto cumple con la doble función de permanecer en la anonimidad por cuestiones de derechos de autor y mantener la seguridad personal.

Aunque la idea de alterar, desarrollar o retomar una obra ajena ha estado presente en el mundo literario desde sus inicios. Ahora, en pleno siglo XXI, los usuarios que inscriben sus propias versiones de una obra original tienen que tener precausiones para no violar las leyes internacionales de autoría sobre personajes, tramas principales y nombres de obras literarias.

Uno de los recursos empleados es dejar muy claro, al inicio de cada escrito, que no se obtiene ningún tipo de incentivo económico y que el autor del Fanfic no es dueño ni de los personajes, ni de la trama.

Existen opiniones encontradas dentro del círculo de autores originales, por ejemplo, a J. K. Rowling le encantan las historias paralelas que sus seguidores han creado acerca del mundo de Harry Potter. Pero Anne Rice, prolífica autora norteamericana de libros sobre vampiros, se opone firmemente a tales prácticas.

El Fanfiction y la cultura

Lo interesante de esta literatura informal, desde un punto de vista sociológico, es el sentido de apoderamiento que tienen los aficionados sobre sus historias favoritas.

Desde el inicio de los tiempos las sociedades se han visto seducidas por relatos y narraciones. Estos cuentos han pasado a ser parte de la identidad de una cultura. Así pues, pretendiendo ir un paso adelante, los "Fanfiqueros" han tomado las historias que más les apasionan y las han modificado para satisfacer su visión de hechos y personajes. Para ellos no es viable un solo final, sus protagonistas favoritos deben seguir activos.

Esta tendencia en Internet está fomentando una biblioteca virtual de lo que serán íconos culturales y sociales de nuestra época. Es un ejemplo más de cómo la sociedad está dispuesta a revelarse y tomar cartas en el asunto cuando no está conforme con lo que le ofrecen.