Soy español, español, español”, “soy español, español, español”, fueron los cánticos que más se escucharon por todos los rincones de España, tras el triunfo de la selección española de fútbol, en el Campeonato del Mundo. La alegría se desbordó por todas las calles y plazas de la geografía española, incluso en muchos pueblos y ciudades de regiones en las que lo “español” no estaba muy bien visto, como pueden ser Cataluña y el País Vasco.

Los aficionados al fútbol o al deporte en general, gozaron con el triunfo de la selección, como también gozan con los éxitos del resto de deportistas que están en la élite. Disfrutan con los triunfos de Fernando Alonso, aunque se tengan que levantar a las tres de la madrugada para ver la carrera por televisión; disfrutan con los de los pilotos de motociclismo, liderados actualmente por Jorge Lorenzo o con los de nuestros tenistas, encabezados por Rafael Nadal. La mayoría de seguidores de los deportes disfruta de los éxitos de sus paisanos y los sigue con inusitada pasión.

¿Se consideran españoles los cantantes y deportistas famosos?

Una muestra de ese seguimiento incondicional se produce en los partidos de la NBA, especialmente en los que intervienen, Pau Gasol, José Manuel Calderón, Rudy Fernández o Marc Gasol, se jueguen a la hora que se jueguen. Y ese fervor y apasionado seguimiento también se produce entre los cantantes, tanto los que se inician en el sector como los que ya están consagrados.

El gran apoyo prestado a los componentes de operación triunfo, David Bisbal y David Bustamante, por indicar dos ejemplos recientes en el tiempo, desbordó todas las previsiones. Entre los cantantes, ya consagrados, resaltar el apoyo a Alejandro Sanz y Miguel Bosé.

Los aficionados de los deportistas o cantantes, vibran con sus éxitos, enarbolando sus fotos y sus colores, sintiéndose orgullosos de sus paisanos españoles. Y siguen a sus ídolos allá donde vayan, sorteando todos los problemas de lluvia, frio, calor o largas esperas, adorándoles como si fueran sus “dioses”.

Vibran con sus éxitos, que los hacen suyos, sin ver o no queriendo ver ni saber que, ese famoso, cantante o deportista, que ellos veneran, es español pero su residencia fiscal, donde paga sus impuestos, está fuera de España. Una buena parte de ellos, famosos y deportistas, ha buscado un “paraíso fiscal” donde abonar menos impuestos que los que pagaría en su país, aunque aquí tenga la mayoría de sus seguidores. Pero eso no les impide declararse españoles "por los cuatro costados".

Españoles de corazón pero no del bolsillo

Pero el patriotismo exhibido en los momentos de triunfo no se refleja, en muchos casos, en el momento de realizar la declaración de la renta. La lista de los españoles que han triunfado en alguna actividad y que han utilizado a otros países para fijar sus residencias fiscales, evitando pagar los impuestos en España, es muy grande. Y ha sido motivo de una iniciativa del portavoz de ICV en el Congreso, Joan Herrera, solicitando al Gobierno que los deportistas con residencia fiscal en territorios acogidos a un régimen privilegiado, no puedan representar a España en las competiciones.

En la lista de españoles que decidieron en su día cambiar su residencia fiscal, están: Fernando Alonso y Pedro Martínez de la Rosa, en Suiza; Carlos Moya, en Suiza. Daniel Pedrosa en Londres. Jorge Lorenzo, que se negó a ponerse la camiseta de la selección española, en Barcelona, “por respeto”, paga sus impuestos también en Londres. A ellos hay que añadir a Carlos Sainz, Félix Mantilla y Arancha Sánchez Vicario que estuvo 11 años con su residencia en Andorra y un gran número de ellos que aparecen en los medios de comunicación.

Entre los artistas la lista es complicada de realizar al cambiar la residencia a esos paraísos fiscales, especialmente Miami. La mayoría de cantantes que triunfan en España, consolidan su triunfo viviendo en Miami. A España solo vienen a promocionar sus discos y dar conciertos.

El Gobierno de España rechaza publicar la lista de famosos con residencia fuera

A pesar de habérselo pedido, desde varias instancias, el Gobierno no ha aceptado publicar la lista de famosos y deportistas que tienen el domicilio fiscal fuera de España. Por ello son los medios de comunicación los que facilitan esos datos.

Y los aficionados o seguidores, los que tienen la última palabra para seguir, o no, apoyando a esos personajes públicos que triunfan en los deportes o la canción, y que eligen otro país para declarar sus ingresos y pagar sus impuestos.

Pero saben que, entre la gran cantidad de los que han seguido declarando sus ingresos en España, para ejemplo de todos, tienen al número uno del tenis mundial: Rafa Nadal.