Harry Harrison era un escritor norteamericano de origen irlandés, cuyo nombre era Henry Maxwell Dempsey. Nació en 1925 en Stamford (Connecticutt y destacó también por apoyar el esperanto, la conocida lengua inventada a finales del siglo XIX que tenía como objetivo que fuese universal. Precisamente el esperanto aparece en diversas de sus novelas.

A lo largo de su vida viajó por diversas partes del mundo y pudo vivier en países tan diferentes como México, Reino Unido, Irlanda, Dinamarca o Italia. El escritor prestó servicio en el Ejército de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial como instructor y mecánico de artillería. Su pasión por la literatura, y más concretamente por la ciencia ficción fue después de la guerra. Harrison se caracterizaba por un estilo de ciencia ficción con un agudo sentido del humor.

Colaboró en diversas revistas, por ejemplo, durante el primer ciclo de ‘Venture Science Fiction’, una revista pulp fundada por Fiction House entre 1957 y 1958 y que tuvo un importante éxito. Harry Harrison fue un escritor cuya creación más popular fue el ladrón conocido por el apodo de Slippery Jim diGriz.

'Hagan sitio'

Además, de su novela ‘Make Room! Make Room!’ (Hagan sitio, hagan sitio), publicada en 1963, se realizó una adaptación cinematográfica, ‘Soylent Green’ (Cuando el destino nos alcance), protagonizada por Charlton Heston. Una novela en la que el autor ya se interesaba por la superpoblación en nuestro planeta. Sucede en 1999 en Nueva York, una ciudad que ha pasado de los 35 millones de habitantes.

La mayoría viven hacinados en las casas, en los cementerios de coches que en otro tiempo fueron aparcamientos, en los viejos barcos anclados a orillas del Hudson, en los depósitos militares cerrados hace tiempo... y algunos ni siquiera tienen un techo donde guarecerse. El petróleo se ha agotado, el agua está racionada. El protagonista es un policía que tiene que cargar contra la gente que pide comida y agua.

Sus libros

En la serie Slippery Jim diGriz, que consta de diez novelas, su héroe principal se dedicaba a robar a las instituciones y presumía de actuar moralmente, como si fuera un Robin Hood futurista. Recientemente la editorial de Barcelona Gigamesh ha traducido al castellano la novela ‘Bill, héroe galáctico’ (1965). Se trata del relato despiadado y satírico de las aventuras de un campesino incorporado a la fuerza al servicio militar del Imperio más decadente y corrupto de toda la historia de la humanidad.

Antes había escrito obras como ‘Mundo muerto’ donde reflejaba una civilización futura muy rudimentaria. Otro libro destacado fue ‘La rata de acero inoxidable’ en la que narra la historia de James Bolivar, el granuja y pillo más grande de toda la Galaxia, que es arrestado por la policía interestelar. Estos le obligan a que ingrese a sus filas para limpiar la Galaxia de tipos como él.

Otros libros fueron ‘Catástrofe en el espacio’, que explica la historia de una nave espacial que está en peligro de chocar contra la Tierra, o ‘El mundo de la muerte’, que sucede en el planeta Pyrrus. Harrison era conocido por su imaginación y por su ideario liberal.

Unas 50 novelas

El escritor norteamericano publicó aproximadamente unas cincuenta novelas entre 1960 y el 2010. Harry Harrison fue nombrado Maestro de la Ciencia Ficción por la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción Americana. Fue también presidente honorario de la Asociación Esperantista Irlandesa y miembro de otras asociaciones similares de otras partes del mundo. Los últimos años de su vida los pasó en Irlanda.

A Harrison le sobreviven dos hijos, Todd y Moira, fruto de su matrimonio con Joan Merkler, con la que vivió desde su unión en Nueva York en 1954 hasta su muerte, en 2002. El anuncio de su fallecimiento se ha publicado en la página oficial dedicada a su obra. ‘Descansa en paz, amigo’, indica un sencillo mensaje la web. Recientemente también había fallecido otro clásico de la literatura de ciencia ficción, Ray Bradbury.