La Federación de Consumidores en Acción ha denunciado 35 casos de anuncios de compraventa de órganos en ocho páginas webs este mes de junio ante la Fiscalía General del Estado, el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil y la Secretaría General de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

FACUA denuncia 8 páginas web con anuncios de venta de órganos

La asociación FACUA- Consumidores en Acción alertó el pasado jueves 21 de junio de que las ofertas de particulares intentando vender sus órganos para trasplantes siguen proliferando a través de internet.

Y ello pese a que, desde hace dos años, si una web es apercibida por albergar esta publicidad y no la retira, podría incurrir en un delito penado con entre tres y doce años de cárcel.

La asociación ha denunciado 35 casos que ha detectado en junio ante la Fiscalía General del Estado, el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil y la Secretaría General de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, informó en un comunicado.

FACUA ha remitido a los distintos organismos el listado con los 35 anuncios detectados en ocho webs, casi todas dedicadas a la compraventa de productos entre particulares y foros de internet.

Residentes en España con graves problema económicos

Los anuncios, a través de ocho páginas web, están realizados por ciudadanos residentes en España que indican estar atravesando graves problemas económicos.

Fundamentalmente ofertan riñones, hígado e incluso médula, y piden por sus órganos cantidades que oscilan entre 6.000 y 200.000 euros.

Las ocho webs que anuncian la compraventa de órganos

Las ofertas han sido localizadas en las páginas anuncioses.com, anunico.es, blidoo.es, campusanuncios.com, china.anunciosdiarios.com, foros.hispavista.com, es.answers.yahoo.com y nosolosalud.com.

FACUA ha requerido a los responsables de estas webs la retirada de los anuncios y que implementen protocolos para evitar que sigan insertándose.

Aumenta la venta de órganos en la red por la crisis

La crisis aumenta la venta de órganos por internet. La Federación de Consumidores en Acción advierte que este tipo de ofertas de compraventa en la red de órganos puede resultar un fenómeno creciente en una época de crisis económica, fruto de la desesperación de ciudadanos que han perdido su empleo o su negocio y están asediados por las deudas o corren el riesgo de sufrir el embargo de la vivienda.

Drama social: familias que necesitan un trasplante de órganos

FACUA muestra su preocupación por que estas personas pueden acabar cayendo víctimas de las redes internacionales dedicadas al tráfico de órganos que realizan estas operaciones en el extranjero.

Estas mafias, además de cometer estas actividades de forma clandestina, pueden poner en riesgo sus vidas.

La asociación señala que, por otra parte, está el drama social de las familias que necesitan de forma urgente el trasplante de órganos vitales.

Este dramático suceso debe llevar a la concienciación de todos los consumidores para que se sumen, y animen a otros a sumarse, a las listas de donantes de órganos, tejidos y células, lo que permitirá reducir las listas de espera para recibirlos.

Tipificada como delito en el Código Penal desde 2010

Asimismo, FACUA recuerda que tanto la publicidad como la compraventa de órganos no son sólo prácticas prohibidas por la legislación sobre sanidad y publicidad.

Es el nuevo delito de tráfico de órganos, tipificado en el Código Penal desde hace dos años. FACUA ya denunció este tipo de prácticas en marzo de 2010 y abril de 2009.

El Real Decreto 2070/1999 establece en su artículo 8.3 que “se prohíbe hacer cualquier publicidad sobre necesidad de un órgano, tejido o sobre su disponibilidad, ofreciendo o buscando algún tipo de gratificación o remuneración”, a cambio.

Asimismo, la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de publicidad,define en su artículo 3.a como ilícita “la publicidad que atente contra la dignidad de la persona”.

El citado Real Decreto señala en el punto 2 de su artículo 8 que “no se podrá percibir gratificación alguna por la donación de órganos humanos por el donante, ni por cualquier otra persona física o jurídica”.

En el punto 3 advierte que “no se exigirá al receptor precio alguno por el órgano trasplantado”.

Por su parte, el artículo 156 bis de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, advierte que “los que promuevan, favorezcan, faciliten o publiciten la obtención o el tráfico ilegal de órganos humanos ajenos o el trasplante de los mismos serán castigados con la pena de prisión de seis a doce años si se tratara de un órgano principal, y de prisión de tres a seis años si el órgano fuera no principal”.

Si el receptor del órgano consintiera la realización del trasplante conociendo su origen ilícito sera castigado con las mismas penas que en el apartado anterior, que podrán ser rebajadas en uno o dos grados atendiendo a las circunstancias del hecho y del culpable”, concluye el artículo.