Este año se celebra a nivel mundial el 200 aniversario del nacimiento de Frédéric François Chopin, quien nace en Zelazowa Wola, Polonia el 1 de marzo de 1810, a las 6:00 pm. Considerado uno de los más importantes compositores y pianistas de la historia, en este aniversario es válida la ocasión para hacer una aproximación astral a su historia personal.

La obra de Chopin representa el romanticismo musical en su estado más puro. También muchos rasgos de su vida personal están marcados por esta influencia: su aire de misterio, su doloroso exilio de Polonia a Francia post revolución, su inspiración atormentada, su refinamiento, incluso su muerte a los 39 años de edad.

Nació bajo el signo de Piscis, signo romántico y musical del zodiaco, de ascendente Virgo signo del detalle y la perfección y Plutón-Sol-Venus, los tres en Piscis, en conjunción en la casa VII que es la que rige las relaciones y la proyección.

Chopin, estaba dotado por una naturaleza magnífica de invención melódica, la facilidad de improvisación libre y una inclinación hacia los efectos brillantes y la armonía perfecta.

Extraordinaria coincidencia

En el año 1846 fue descubierto el planeta Neptuno, coincidiendo con esta Epoca Romántica y pocos años después de la Revolución Francesa donde existe un deseo ardiente por el idealismo creciente de movimientos de solidaridad con los pobres, los jóvenes, los enfermos y los necesitados.

Neptuno es el regente de Piscis, signo muy presente en el artista por tener el sol y dos planetas en él, y está asociado con los sueños y los secretos. Piscis en el lenguaje del misticismo, simboliza la entrega del alma a Dios Por su personalidad soñadora, Piscis quiere encontrar en la vida a su pareja ideal y se conecta con ella en cuerpo pero sobre todo en alma, propiciando una atmósfera sentimental de tendencia espiritual y desinteresada.

Por otra parte, esta Plutón, el planeta del poder. Como en su caso está ubicado en la casa VII de una carta astral, indica, entre otras cosas, una capacidad de evaluación fundamental y un acusado sentido de lo que la sociedad reclama. Esta posición incluso marca una tendencia en la que se puede llegar a ser guía de un cambio o de una nueva tendencia en la opinión mundial.

En tiempos de opresión rusa y como expresión de su exilio, Chopin introduce de manera novedosa un marcado nacionalismo musical en sus composiciones, adoptando estilos y formas procedentes de la música folklórica de Polonia como la polonesa y la mazurca, lo que reivindicó en aquel momento el sentimiento patriótico.

Adolescentes y masculinas

En esta ubicación en la carta astral de F. Chopin, Plutón además muy cercano con su Sol y Venus en el área de las relaciones y la proyección, marcó profundamente su tendencia a las relaciones "irregulares".

Entre las más notables se encuentran su relación con la adolescente de 17 años Maria Wodzinska, de quien se enamora locamente y cuyo compromiso fue mantenido en secreto, hasta que terminó abruptamente por la familia de la novia al conocer la enfermedad del compositor.

La segunda, más conocida y polémica de sus relaciones fue con la escritora francesa Aurore Dudevant, mejor conocida como George Sand, una de las impulsoras del romanticismo

George Sand al conocer a Chopin queda prendada de él y le toca el papel masculino del cortejo, que puede encontrar su explicación por la presencia de Venus en la casa de las relaciones de Chopin. Venus es un planeta de esencia femenina y al cual se le atribuyen como cualidades fundamentales la influencia en los sentimientos y las finanzas.

La relación con Sand, fue difícil. A Chopin la idea de esta pareja con Sand le choca en su sentido de la estética y de las convenciones, que en él fueron dominantes. Vencidas las resistencias una vez consolidada la pareja ésta duró hasta la muerte del músico (aproximadamente ocho años más tarde ). George Sand brindó apoyo y protección a la frágil situación de Chopin -tanto física como económica- en tanto que Chopin para Sand fue una figura pacificadora.