La eyaculación retardada se engloba dentro de las disfunciones del orgasmo masculino. El orgasmo se da como consecuencia de los estímulos generados en la fase de excitación sexual.

Orgasmo y eyaculación

El orgasmo hace referencia a las contracciones musculares que se producen en la zona genitourinaria. Suele durar entre cuatro y ochos segundos, con diferentes variaciones dependiendo de las personas.

Normalmente, el orgasmo se acompaña de sensaciones físicas y psicológicas muy placenteras. En el hombre, las contracciones que se producen durante el orgasmo permiten expulsar hacia el exterior el semen, pero hay que tener en cuenta que pueden darse orgasmos sin expulsión del semen hacia el exterior, y también pueden darse eyaculaciones sin orgasmo.

Orgasmo y eyaculación son dos procesos diferentes, que pueden darse juntos o separados en función de múltiples circunstancias.

Eyaculación retardada

Por todos es conocida la eyaculación precoz, donde el hombre eyacula antes de lo deseado, sin poder así controlar o decidir cuándo eyacular.

Esto suele producir números problemas a las parejas debido a la descompensación en los ritmos de la respuesta sexual de cada miembro. La mujer necesita más tiempo para alcanzar un grado alto de excitación.

En otras ocasiones puede suceder lo contrario, es decir, que el varón tarde más tiempo de lo deseado en eyacular o que no consiga eyacular dentro de la vagina.

Cuestión de tiempo

Cuando se habla de tiempo en sexualidad hay que tener en cuenta que suelen ser tiempos muy relativos, ya que dependen de las peculiaridades de cada persona. La mayoría de las disfunciones del orgasmo masculino, tanto la eyaculación precoz , como la eyaculación retardada, se dan siempre que existen relaciones sexuales con otras personas.

Cuando un varón se masturba, no suele manifestar malestar por el tiempo que tarda en eyacular, no se va a plantear sin tarda mucho o poco. Pero cuando las relaciones se tienen con una pareja, hay que tener en cuenta el ritmo de la respuesta sexual del otro.

 En el caso de que sean prácticas masturbatorias en pareja, o sexo oral, tampoco suele haber problemas debidos al tiempo. Siempre se producen estos problemas cuando se practica el coito, práctica sexual a la cual se le da demasiada importancia en nuestra sociedad. Dentro de la vaginaLa eyaculación retardada suele darse cuando el varón no puede eyacular en un tiempo deseado, dentro de la vagina de su pareja.

El hecho de tardar demasiado tiempo puede provocar molestias en los genitales de ambos, teniendo que llegar, en algunas ocasiones, a abandonar la relación sexual.Es curioso como esta disfunción no suele darse cuando se realiza masturbación por parte de la pareja o sexo oral. Es decir, a través de otras prácticas no coitales, el hombre sí puede eyacular en un tiempo deseado o interpretado como “adecuado”.Cuando la práctica es coital es cuando suele producirse esta disfunción.

Causas

Las causas orgánicas en esta disfunción son muy raras. Puede ocurrir que el varón eyacule hacia el interior de la vejiga (eyaculación retrógrada) y no hacia el exterior. En este caso, sí se produciría una eyaculación, pero no sería visible, pudiendo pensar que no ha eyaculado aun, aunque el varón podría manifestar orgasmo y satisfacción.

La causa más común es el miedo inconsciente a eyacular dentro de la vagina. Este miedo genera tal ansiedad que se produce la imposibilidad de eyacular dentro. Por lo tanto, esta disfunción suele tener asociada algún conflicto psicológico, que podría mejorarse con ayuda profesional.

También existen otras causas, relacionadas únicamente con la historia de masturbación del varón.

Sea cual sea la causa, tendrá que delimitarse de forma precisa para poder proporcionar el tratamiento correspondiente, que normalmente se basará en la utilización de técnicas psicológicas y técnicas de reeducación de la fisiología sexual.