La existencia del género según la evolución cumple fines de reproducción y permanencia de las especies, incluyendo la especie humana. Es por esto que los hombres y las mujeres deben sentirse atraídos entre sí, para poder cumplir con estos fines y pueda continuar la existencia del humano en la tierra.

Es un dilema el hecho de que entre un hombre y una mujer pueda haber una verdadera amistad, ya que pueden ocurrir varias cosas para que esa amistad se convierta en atracción y en algunos casos en amor de pareja.

Son factores propios de la sexualidad y la atracción hacia el sexo opuesto que salen a la luz, ya que una mujer y un hombre pueden comenzar una amistad y no darse cuenta que se está creando algo más entre ellos.

Los factores que se presentan en una amistad entre los dos géneros se describen a continuación.

Atracción unilateral

Puede ocurrir que en una relación donde la intención inicial sea la amistad uno de los dos, ya sea el hombre o la mujer empiece a sentirse atraído por el otro. Esto puede concluir en dos situaciones.

La primera es que la amistad se destruya y en su lugar aparezca la desconfianza y el rechazo porque la otra persona no siente lo mismo y la otra situación es que exista el silencio y los malestares que este conlleva para quien está ilusionado o enamorado, sin contar que podría existir aprovechamiento de la situación por parte de la otra persona.

Atracción recíproca

Esta situación parecería no traer problemas, ya que ambas personas sienten lo mismo. Aquí también pueden ocurrir algunas situaciones.

Podría existir un triunfo y la amistad se convertiría en amor; o también podría haber fracaso y por ende la destrucción de la amistad, ya que después de una ruptura sentimental, una amistad no tendría cabida.

Este tipo de situación es muy común entre los amigos, pero eso no quiere decir que todas puedan terminar en amor, pues muchas se quedan solamente en atracción y es por esto que fracasan y la amistad se pierde también.

No es nada raro que a menudo se confundan los sentimientos propios de la amistad con el amor y cuando esto pasa, empieza una relación basada en la ilusión y como toda ilusión, esta tiene su tiempo de expiración.

Ningún tipo de atracción

Aunque sea difícil de creer esta situación también ocurre, no es muy frecuente, pues en la mayoría de los casos hay atracción solo por parte de uno de los dos, puesto que es más común que uno se enamore del otro y el otro solo desee una amistad.

La amistad es un sentimiento al igual que el amor, el odio, el fastidio, entre otros y puede llegar a ser tan o más fuerte que los lazos familiares. Si dos amigos se crían como hermanos, su amistad se basará en la hermandad y no podrá haber atracción física. También puede darse la amistad entre personas que tienen grandes diferencias de edad, donde es muy poco probable que surja el gusto.

También está la amistad entre contemporáneos, que cumple funciones únicamente de compañía, confidencia y cariño y esta tampoco cambia su esencia y prevalece por siempre.

La conclusión es que la amistad verdadera sí puede existir entre una mujer y un hombre, pues los amigos verdaderos para una persona son pocos, pero sí existen y la amistad de verdad no conoce géneros ni ve belleza física.