Moshe Katsav, quien fuera presidente de Israel, ha sido condenado por un tribunal de Tel Aviv a 7 años de cárcel por los delitos de violación y acoso sexual a sus secretarias. Tras la sentencia el maduro exmandatario rompió a llorar reclamando que habían cometido una grave injusticia contra su persona y que las funcionarias sabían perfectamente que es una mentira sus denuncias.

Es la condena más severa desde 1948 que haya recibido un mandatario, siendo por otra parte, según los periódicos israelíes, la más triste de las noticias que ha dado un ciudadano que en otras épocas era tan respetable. Es un veredicto duro que le colocará, sin embargo, como ejemplo de la justicia ante la población, ya que vestirá, como todos los presos, el uniforme normal de presidiario cuando el 8 de mayo deba presentarse en la cárcel.

Durante la época en el Ministerio de Turismo de Israel

Cuando ejercía la cartera de Turismo comenzó la extensa investigación sobre los presuntos delitos a secretarias suyas. Entre los años 1996 y 1999, y después continuando su cargo como presidente, Katsav era investigado por el lapso de cinco años. Tras el duro combate la justicia le aplica una condena que podía llegar hasta los 16 años pero que lo deja en 7 más 2 de condicional y una indemnización de 20.000 euros.

Eldad Yaniv, abogado de la primera demandante ha dicho que es triste ver a un presidente en la cárcel pero, por otra parte, es importante comprobar cómo la justicia y la democracia en el pueblo israelí son iguales para todos los ciudadanos.

Acusaciones de violación contra Katsav

Habrían sido cinco las mujeres demandantes por estos lamentables hechos que, según Katsav, son infundados en cuanto pruebas. Por el contrario el tribunal expresa que la defensa es la que poco a poco ha ido inventando pruebas falaces. Además de lamentarse por tener que señalar a una persona que entre otras cosas debería haber representado según el juez, el honor de la nación.

El 16 de octubre de 2006 la policía recomendó presentar cargos que incluían además el de fraude y abuso del poder.

Israel, uno de los países más avanzado contra el acoso sexual

La paradoja es que este presidente mientras alardeaba de vivir en el país con la ley más avanzada del mundo en materia sexual, comenzaba a estar bajo la mira de la justicia y ahora con una sentencia concluyente. Algunos ciudadanos opinan que es duro ver a tu mandatario entre rejas pero ahora comprueban que era esclavo de sus palabras. La ley es avanzada contra el acoso sexual y es efectiva afirman otros. Eso es lo positivo para la gente, ver que no ha habido privilegios.

Otras fuentes afirman que la sentencia está rodeada de dramatismo al tratarse de una persona importante del Gobierno pero resaltan el orgullo de vivir enmarcados en esta justicia israelí. Por otra parte no faltan por supuesto los defensores de Moshe Katsav que señalan estas decisiones como un plan para perjudicarle pero estas especulaciones han quedado fuera del juego político al presentarse varias pruebas que le dejan a nivel mundial en una situación ejemplarizante para otros países en donde aún no priman estas sentencias a presidentes deshonestos.

Katsav el 8 de mayo estará vestido de gris en una cárcel normal del Estado de Israel.