La final de la EURO 2012 tendrá como protagonistas a dos selecciones que por primera vez en la historia definirán el título de una competición oficial: España e Italia, que chocarán en el imponente Estadio Olímpico de Kiev a partir de las 21:45 hora local (20:45 en España, 15:45 en Argentina) con arbitraje del portugués Pedro Proença.

Ambos equipos llegan invictos y son claramente los dos mejores de la competencia. Curiosamente, así como en las semifinales se cruzaron equipos únicamente de los grupos B y C, los dos finalistas compartieron zona en la fase de grupos, empatando 1-1 en Gdansk en el debut de ambas selecciones en un encuentro de trámite parejo y al cual ambos entrenadores seguramente le prestarán mucha atención de cara a este nuevo duelo.

España va por la triple corona

Tras alcanzar su tercera final consecutiva e igualar a la selección de Alemania Federal, España está a un partido de lograr la hazaña de consagrarse campeona de tres competiciones sucesivas. La selección teutona logró la Eurocopa de 1972 y el Mundial de 1974, pero cayó en la final de la EURO de 1976 ante Checoeslovaquia.

Después de imponerse con total justicia en la Eurocopa del 2008 y en el Mundial de Sudáfrica, el equipo comandado por Vicente del Bosque pretende concretar el "triplete" ante Italia. "Es difícil hablar de la final, es impredecible. El fútbol en cualquier detalle se decide, puedes tener algo previsto en la cabeza y luego pasa todo lo contrario. Somos dos equipos que tratan de jugar al fútbol, que presionan arriba y que cuando tienen que replegarse, lo hacen", evaluó del Bosque, que podría convertirse en el segundo entrenador en la historia en ganar el Mundial y la Eurocopa. Helmut Schön lo logró dirigiendo precisamente a la Alemania Federal mencionada anteriormente.

España acumula un invicto de 19 partidos oficiales sin derrotas (la última fue en el debut en Sudáfrica), aunque ha perdido amistosos en ese ínterin. En la actual EURO el rendimiento del equipo no ha sido brillante, pero el estilo de juego no ha cambiado y la categoría y experiencia de La Roja le han permitido resolver encuentros complicados. En la fase de grupos sufrió en el último partido ante Croacia, que estuvo muy cerca de lograr el gol de la eliminación.

En cuartos de final derrotó muy bien a un gran equipo de Francia, siendo claramente superior durante los 90 minutos. Ya en semifinales, Portugal fue un rival muy complicado, pero el 0-0 terminó siendo generoso con los lusos y los penales hicieron justicia con el equipo que más había intentado.

La gran duda en el 11 titular que enfrentará a Italia es la mismas de siempre: Fàbregas o un delantero nato para ocupar la ofensiva. Del Bosque desconcertó con la inclusión de Negredo ante Portugal, y la sustitución del mismo apenas comenzado el segundo tiempo hace pensar que Torres o Fàbregas son los principales candidatos. La defensa y el medio campo han funcionado muy bien y nada cambiará. No por nada España sólo ha recibido un tanto en la competición, aquel de Di Natale en el debut, con lo cual Casillas acumula 419 minutos sin recibir goles.

Aún así, el estilo de juego del equipo ha recibido algunas críticas y del Bosque se mostró algo molesto: "Hay momentos del encuentro que parece que sólo queremos tener el balón, pero no es así. Estamos buscando una solución, un camino, una apertura decisiva. Es nuestro estilo, que nos ha dado todo. Me he pasado la vida escuchando que no teníamos un estilo propio y ahora que lo tenemos lo critican".

Mañana, España podría igualar a Alemania como las dos selecciones más ganadoras de la Eurocopa. Los teutones se coronaron en 1972, 1980 y 1996, mientras que La Roja lo hizo en 1964 y 2008. Además, España intentará convertirse en el primer país que logra defender con éxito el título de la Eurocopa.

"Estamos viviendo una época estupenda del fútbol español. No es un hecho casual, se basa en la estructura de nuestro fútbol, entrenadores cada vez mejores y clubes que se preparan mejor con los jóvenes. También con las instalaciones, o con chavales que salen al extranjero muy jóvenes", destacó del Bosque, DT de una selección que, quiérase o no, está marcando una época.

La Italia de Prandelli busca su segundo título

Después de la traumática eliminación en fase de grupos del Mundial de Sudáfrica y del escándalo por corrupción en el Calcio (que amenazó con excluir a la selección nacional de la competición), Italia se revitalizó de la mano de su entrenador Cesare Prandelli y después de 12 años accedió a una final de Eurocopa.

Antes de comenzar el torneo, la azzurri sólo había jugado un amistoso: 0-3 ante Rusia el 1 de junio. El panorama no era el mejor, pero ya desde el debut ante España, el equipo de Prandelli sorprendió con una interesante propuesta ofensiva y llega a la final de manera muy merecida después de dejar en el camino a la siempre favorita Alemania.

"Tenemos que tratar de encontrar sus debilidades. Ellos son campeones europeos y mundiales y son un ejemplo, pero aquí estamos nosotros. Hemos crecido. En Gdansk jugamos un buen primer tiempo, por lo que no tengo miedo de enfrentarme a ellos. Tenemos fuerza, ideas y calidad. Desde Gdansk hemos mejorado el aspecto físico y la convicción psicológica", aseguró Prandelli, que está invicto en partidos oficiales desde que asumió su cargo, con diez victorias y cinco empates.

La principal novedad de cara al choque contra España es que Christian Maggio vuelve a estar disponible tras cumplir la suspensión. No se esperan muchos cambios en la azzurri, ya que el propio Prandelli había dicho que "no cambiamos por nadie".

Más allá de estar invicta en la competencia, Italia sólo ha ganado dos de sus últimos ocho partidos en tiempo reglamentario (incluyendo amistosos). En la fase de grupos derrotó a Irlanda, pero empató ante España y Croacia. En cuartos de final debió llegar a los penales contra Inglaterra, aunque mereció largamente el triunfo en los 90 minutos. En semifinales quizás se vio lo mejor de Italia, jugando un partido brillante ante Alemania que no se definió antes únicamente por los goles fallados por Marchisio, Diamanti y Di Natale en los últimos minutos.

La azzurri sólo se consagró una vez campeona de Europa, fue en 1968, ocasión en la que venció a Yugoslavia en la final. "Ellos son favoritos por muchas razones", afirmó Prandelli, aunque también aseguró que "no hay que tener miedo de hacerles frente. Tenemos fuerza para jugar con las ideas y la calidad. Tenemos que jugar así, como a la gente le gusta, como los 23 millones que nos vieron en televisión contra Alemania".

Historial entre ambas selecciones

España e Italia se han enfrentado en 30 oportunidades, con diez victorias para la azzurri, doce empates y ocho derrotas. De los ocho triunfos de España, siete fueron por amistosos. El único éxito oficial se dio en el primer enfrentamiento; un 2-0 en las semifinales de los Juegos Olímpicos de 1920.

El choque más reciente sacando el de Gdansk fue en los cuartos de final de la EURO 2008. Tras 120 minutos sin goles, España se impuso por 4-2 en los penales. Antes de eso, Italia había ganado por 2-1 en los cuartos de final del Mundial de 1994.

El saldo global de encuentros oficiales es de cinco triunfos para la azzurri, apenas una derrota y cinco empates. Claro que a veces con una igualdad no alcanza, como ya ocurrió en la Eurocopa anterior.