Pleno de España en la fase clasificatoria para la Eurocopa de Polonia y Ucrania, al vencer a domicilio por 0-2 a la República Checa, en un partido dominado de principio a fin por los hombres de Vicente del Bosque.

Alineaciones e incidencias

República Checa: Cech, Gebre, Selassie, Hubník, Sivok, Kadlec, Pudil, Tomas Hubschman, Kolar (Vacek, min. 77), Jirácek, Rosický y Milan Baros (Pekhart, min. 63).

España: Casillas, Ramos (Puyol, min. 46), Albiol, Piqué, Arbeloa, Busquets, Xabi Alonso (Javi Martínez, min. 71), Xavi, Silva, Mata y Fernando Torres (Villa, min. 61).

Goles: 0-1, min 6: Mata. 0-2, min. 23: Xabi Alonso.

Árbitro: Paolo Tagliavento (ITA). Perfecto. Expulsó a Hubschman por tarjeta roja directa.

Incidencias: encuentro correspondiente a la penúltima jornada de la fase de clasificación para la Eurocopa 2012 disputado en el estadio Letna de Praga ante 17.873 aficionados.

España da miedo

Esta es la sensación que se desprende después de ver el planteamiento de Chequia y de su primera mitad, especialmente los treinta primeros minutos. Los checos, que se jugaban la clasificación ante España, no salieron mordiendo a por el partido. Dejaron el campo y el balón para la Roja y se pertrecharon atrás, confiando en algún robo de balón y un contragolpe afortunado.

España jugó siguiendo su filosofía de control del balón, paciencia en la elaboración de las jugadas, hasta conseguir situaciones claras de gol, y fuerte presión al rival.

El "tiki-taka"

Fruto de esto fue la escandalosa posesión de balón de España en la primera parte, del 70%, frente al 30% de los locales. Con los jugones en el campo (Xavi, Xabi Alonso y Silva), bien cubiertos por un Busquets trabajador que servía de enlace con la defensa, los checos iban de un lado a otro persiguiendo la pelota.

Los primeros treinta minutos fueron un rosario de combinaciones de los jugadores españoles que, con paciencia, esperaban la oportunidad para dar el último pase definitivo y siempre conseguían superioridad numérica allí donde estaba el balón. Magistral Xavi, que sabe dar una pausa al juego y es el cerebro de este equipo. Bien Alonso que se complementa muy bien con el catalán y perfecto Busquets, que cubre las espaldas de ambos.

Mata y Silva, la conexión inglesa

Retornó Silva a la titularidad de la selección española y, junto con Mata, provocó un auténtico desaguisado en la defensa checa. Muy móviles durante todo el partido, intercambiaron las bandas constantemente, o bien se iban al centro para combinar con los centrocampistas y dejar libres los laterales para las subidas de Ramos y Arbeloa.

España sentencia en media hora

Como resultado de este dominio llegaron los goles. El primero en el minuto 6. Gran pase en profundidad de Xavi ante la penetración de Mata, que define muy bien con la zurda batiendo a Cech. El segundo comienza con un taconazo de Torres para Silva, penetración del jugador del City y pase de la muerte a Xabi Alonso, que marca de disparo seco y raso.

Casillas, espectador de lujo

Íker no tuvo trabajo. La defensa, bien plantada y sacando siempre el balón con criterio, abortó las escasas y tímidas incursiones checas. El primer disparo sobre la meta de Casillas fue un tiro alto en el minuto 35. Tres minutos después, internada de Baros por la izquierda y disparo de Rosický, el mejor de los locales, que sale fuera por muy poco. Los últimos minutos de la primera parte fueron los mejores de Chequia durante todo el partido. Al filo del descanso, buena combinación entre Baros, Rosický y Pudil que acaba con fallo estrepitoso del primero.

Vuelve Puyol

En la reanudación, Vicente del Bosque dio entrada a Puyol sustituyendo a Ramos. El "tiburón" ocupó la demarcación de central junto a Piqué y Albiol pasó al lateral. Durante los primeros minutos la zaga española pasó algunos apuros. En el minuto 46, primer saque de esquina para los locales, se forma un barullo en el área que acaba con un disparo que sale lamiendo el poste. Poco después, fallo de Mata, asistencia de Rosický a Baros pero Puyol, muy atento, corta la jugada de gol. Ahí se acabó la República Checa. España volvió a retomar el control del partido y ya no lo perdería hasta el pitido final.

Floja actuación de Torres

El delantero del Chelsea fue, sin duda, fue el más impreciso del combinado español. Puso voluntad y trabajó para el equipo, pero apenas gozó de oportunidades, nunca se fue de su par y falló una clara ocasión a centro de Mata (minuto 51). Poco después fue sustituido por Villa. Debe mejorar en su balance goleador si quiere estar en la Eurocopa, porque, hoy por hoy, no tiene cabida en el once titular ni como recambio del "guaje".

Chequia se queda con diez

El partido transcurría plácidamente cuando se produjo la alevosa entrada de Hubschman a Xabi Alonso, con los tacos por delante, y que le costó la merecida expulsión por roja directa. El jugador vasco también tuvo que abandonar el terreno de juego, siendo sustituido por Javi Martínez.

Si con once los checos fueron totalmente impotentes, con diez desaparecieron y España se limitó a controlar el partido, aunque dispuso de algunas ocasiones para ampliar el marcador.

España, al ralentí

Consciente de su superioridad, la Roja bajó el pistón, se dedicó a esconder el balón y a buscar las internadas de Javi Martínez, muy activo el tiempo que estuvo en la cancha, y que dispuso de dos claras ocasiones. En una de ellas (minuto 77) se quedó sólo delante de Cech tras pase de Villa, pero el guardameta local le aguantó muy bien y supo desviar la pelota a córner. Tres minutos después, balón que queda suelto al borde del área, pero su disparo golpea a un defensa un defensa y acaba estrellándose en el larguero.

Al final, victoria solvente en un partido muy tranquilo, con una posesión del 73%, y con el único lunar de la lesión de Xabi Alonso.

El último partido de clasificación será ante Escocia en Alicante el martes que viene.