La Eurocopa de Polonia y Ucrania (para el calendario completo click aquí) ya tiene a dos clasificados más a los cuartos de final. Alemania se impuso por 2-1 sobre Dinamarca y ganó el grupo B con puntaje perfecto, con lo cual se medirá en la próxima instancia ante Grecia (segundo del grupo A).

En el otro encuentro, Ronaldo apareció y Portugal derrotó a Holanda por 2-1, logrando el segundo puesto del grupo y clasificando para enfrentar a la República Checa (primera de la zona A).

La subcampeona del mundo se convirtió en la gran decepción de la Eurocopa, eliminada sin puntos.

Alemania, con puntaje perfecto

Una de las grandes candidatas cumplió con las expectativas y con la victoria ante Dinamarca es la única selección que por ahora ganó todo lo que jugó.

A pesar de que Dinamarca era la que necesitaba la victoria para clasificar sin importar lo que ocurriera en el otro encuentro, la que salió a buscar el gol desde el arranque fue Alemania. En apenas cinco minutos Müller tuvo dos chances claras, la segunda de ellas con un remate abajo del arco atajado por el portero Andersen de manera estupenda.

El gol llegó a los 18, desde un lateral. Müller controló dentro del área, tiró el centro bajo y Podolski ajustició al arquero para abrir el marcador en su encuentro número 100 con su selección. Sin embargo, Dinamarca llegó a empate rápidamente. A la salida de un córner pasado, Bendtner se elevó majestuosamente y volvió a colocar la pelota en el centro del área para que Krohn-Dehli, también de cabeza, decretase el 1-1.

Tras el empate Dinamarca se animó e incluso disputó la tenencia del balón durante algunos minutos, pero pronto Alemania volvió a tomar el control de las acciones y antes del descanso contó con varias ocasiones claras como para marcar el segundo. Gómez estuvo cerca, también Podolski con un tremendo tiro libre apenas alto. Por momentos la selección teutona se excedía con el toque y parecía que quería entrar al arco con pelota dominada. Hasta Khedira tuvo su oportunidad con un remate apenas ancho.

La segunda mitad comenzó con un trámite mucho más parejo. A los 50 minutos una gran jugada por izquierda de Dinamarca terminó con un remate de Poulsen que incluso rozó el palo. Los daneses sabían que necesitaban un gol para clasificar y eso generaba una postura más agresiva de los dirigidos por Olsen.

Pero de a poco Alemania retomó el protagonismo, aunque no buscaba con tanta insistencia, ya que sabía que con el empate le alcanzaba para ganar el grupo. El ingresado Schürrle casi convierte, pero Andersen volvió a lucirse, mientras que un remate lejano de Zimling complicó a un dubitativo Neuer.

Alemania dominaba la tenencia de la pelota y el trámite general del encuentro y parecía que en cualquier momento marcaba el segundo gol, pero Dinamarca, principalmente con Bendtner, estaba al acecho. Pero la primera vez que el conjunto de Olsen buscó con mayor profundidad y quedó desordenada atrás, los de Löw aprovecharon y de contra liquidaron el encuentro a través de Bender.

En los últimos minutos Alemania se apropió del balón, impidiéndole a su rival generar chances.

Merecida victoria de Alemania, que fue por lejos la que más buscó y la que más ocasiones de gol tuvo.

Portugal ganó y se clasificó

Holanda cerró una paupérrima performance en la Euro cayendo con Portugal y despidiéndose de la competencia sin puntos.

Como era previsible, Holanda salió a jugar el encuentro con una postura totalmente ofensiva, sabiendo que necesitaba ganar al menos por dos goles. Y la apertura del marcador llegó rápido, a los 11 minutos a través de un lindo remate desde afuera del área de Van der Vaart.

A los cinco minutos Ronaldo avisó, con un disparo que dio en el poste, mientras que Postiga también estuvo cerca, con un remate que en este caso se fue muy cerca. Holanda se quedó y a los 28 llegó el merecido empate de Portugal a través de la estrella del Real Madrid, que aprovechó muy bien una gran asistencia de Pereira.

Portugal terminó mucho mejor el primer tiempo, controlando el juego y contando con las ocasiones más claras ante una Holanda que comenzó de la mejor manera y luego se desinfló inexplicablemente.

El equipo de van Marwijk levantó en el arranque de la segunda mitad y el partido se hizo muy disputado y sin demasiadas ocasiones de gol claras. Vlaar estuvo cerca para Holanda, que necesitaba dos goles más y se iba quedando sin tiempo. Y así fue como llegó el definitivo gol de Portugal, aprovechando a un rival que estaba jugado en ataque. La contra fue letal, con asistencia de Nani y definición perfecta de Ronaldo.

Con la victoria de Alemania en el otro partido, Holanda tenía chances, pero tres goles parecían imposibles. Van der Vaart tuvo un remate en el poste en el minutos 82, cuando ya estaba todo resuelto, mientras que van Persie también estuvo cerca.

Ya en tiempo de descuento Ronaldo volvió a estrellar un remate en el palo, en lo que hubiera sido un gol apenas para las estadísticas.