La selección española de baloncesto se impuso a Lituania en el primer test serio del Eurobasket 2011 tras completar ante Gran Bretaña su tres de tres. Ante los anfitriones los españoles tenían que dar la talla y demostrar que son el rival a batir en el torneo. Para Pau Gasol la clave está en demostrar la fortaleza del juego interior. “Ahí está la solidez. Si tienes un jugador interior que domina, tienes las de ganar”, explicaba el ala pívot de los Lakers. Fernando San Emeterio lo dejó bien claro en los prolegómenos del encuentro: “A partir de ahora ya no hay bromas, jugamos para ser líderes y hay que estar al cien por cien".

El líder de Lituania, Sarunas Jasikevicius, avisaba del gran ambiente y la motivación que se iba a encontrar España en la cancha. Pero a la vez aseguraba que "si yo fuera un aficionado español, no estaría preocupado por nadie". El base se ponía deliberadamente la piel de cordero. En casa Lituania, donde el baloncesto es religión, sueña con colgarse el oro europeo.

La 'ÑBA' se pone a la faena desde el primer cuarto

España salió muy concentrada y pronto encadenó un parcial de 16-0 que dejó el marcador en 7-22 (con un 3 de 5 en triples). El joven pívot Valanciunas salió del banquillo y cortó la racha con un tiro libre y una canasta de dos puntos. El seleccionador báltico, Kestutis Kemzura, se ganó una técnica por sus reiteradas protestas.

La única mala noticia para los jugadores de Sergio Scariolo fue las dos faltas que vio Ibaka en apenas 90 segundos. Un grandioso Juan Carlos Navarro lideró el primer cuarto con 15 puntos y un parcial de 12-21. El segundo cuarto se inició con un soberbio tapón de Pau a Valanciunas y un parcial de 0-7. El jugador báltico no se amedrentó y sumó 9 puntos pero cometió su tercera falta a cinco minutos del descanso.

José Calderón añadió 12 puntos a su maestría en la dirección del juego. Rudy se sumó a la fiesta con un triple y España doblaba a su rival 27-54 a 2:40 de finalizar el segundo cuarto. Ibaka volvió a la pista y cometió la tercera falta, le suplió Felipe Reyes e hizo su tercera. En el banquillo solo quedaba Víctor Claver como recambio en la posición de '4'. Navarro y Pau anotaron de tres en los dos últimos ataques de España. Y al descanso se llegó con un sensacional 36-62.

Tercer cuarto

El descanso no cambió el panorama y España comenzó con un 0-5 respondido con dos triples de Lituania. Pau a su vez anotó otro triple (para un 12 de 18 que nada tenía que ver con el 25% que había acreditado la selección española en los tres primeros partidos). Un dato revelador de la superioridad española eran los 7 robos de balón. Un apartado en el que Lituania no se había estrenado. Ni siquiera un parcial de 11-1 obligó a Scariolo a poner en la pista a Pau y Rudy. Y el tercer cuarto se terminó manteniendo una buena distancia de seguridad: 22 puntos (59-81).

La victoria española no peligró en el último periodo

España mantuvo su nivel defensivo para no conceder canastas fáciles. La efectividad en el tiro fue baja por ambas partes. El cansancio y la aceptación del marcador eran evidentes. Y además Lituania se jugará su clasificación en un cara a cara con Gran Bretaña. España se aseguraba el primer puesto pero quería el pleno de victorias para la siguiente fase. Lituania aprovechó los últimos minutos para maquillar el marcador. Navarro y Pau fueron los máximos anotadores con 22 y 17 puntos respectivamente. Por el equipo local, los más destacados fueron Valanciunas con 13 puntos (en 15 minutos), y Kaukenas y Pocius con 11.

Ficha técnica

Cuarta jornada del Grupo A del Eurobasket 2011. Cido Arena de Panevezys, Lituania.

Lituania: Kaukenas (11), Kalnietis (7), Jankunas (8), Jasaitis (6) y Javtokas (7) quinteto titular. Delininkaitis (3), Pocius (11), Songaila (4), Valanciunas (13), Lavrinovic (3) y Jasikevicius (6).

España: Pau Gasol (17), Rudy (8), Navarro (22), Calderón (12) y Marc Gasol (8) quinteto titular. Reyes (4), Ricky, Ibaka (15), Llull (5) y Sada.

Marcador parcial: 12-31; 24-31 (descanso 36-62); 23-19 (59-81). 20-10 (79-91).