Vicente del Bosque repitió el once que goleó 4-0 a Irlanda. La ‘Roja’ (hoy celeste) pasaría a cuartos de final como primera de grupo si gana. Si empataba e Italia no ganaba. Si empataba a dos o más goles (independientemente de lo que haga Italia). O si empataba 1-1 e Italia no gana por 5-0 o más.

Los rivales serán, presumiblemente Francia o Inglaterra en el cruce de cuartos, pero antes estaba el partido. La Croacia de Slaven Bilic panteó un 4-4-1-1 con Luka Modric, su jugador con mejor visión de juego, como segundo punta, un poco más adelantado de lo habitual.

Los jugadores croatas plantearon una fuerte presión y un juego subterráneo. Daba la casualidad de que se enfrentaban el equipo más alto contra el más bajo. Fernando Llorente, con 1,95, estaba en el banquillo. Así que las jugadas de estrategia podían ser decisivas. Una bengala en el área de Casillas detuvo el partido en el minuto siete. El encuentro era trabado desde el principio.

David Silva vio la llegada de Iniesta cuyo remate con la puntera fue muy flojo pero supuso la primera ocasión de peligro. Era el minuto 11. Era uno de esos partidos en los que un equipo se niega a jugar y que demandan mucha paciencia. El árbitro decidió amenazar con sacar tarjetas pero los croatas eran felices interrumpiendo el juego con numerosas faltas sin castigo.

Torres probó con un disparo sin ángulo desde la línea de fondo y Sergio Ramos y Piqué desde lejos. No se pisaba el área ajedrezada. Pranjic también chutó desde la larga distancia. Era el primer remate croata (minuto 24).

Ramos se jugó un penalti por un despeje de plancha que después de dar al balón tocó a Mandzukic. Corluka vio la amarilla por pedir la pena máxima.

Una pared de Silva con Xavi Alonso acabó con un remate fallido del canario que se cayó al intentar volear. El mediapunta del Manchester City era el jugador más activo pero la combinación perfecta se resistía.

Italia se adelantaba ante Irlanda (Casano 36): Croacia estaba fuera y España era segunda. Pero nada cambió y el atasco siguió cerrando todos los caminos.

Segunda parte y vuelta a un equipo sin delantero

Los croatas seguían confiando en que su gol llegaría de alguna manera por un error catastrófico de España. Y éste sucedió en el 58. Pero Casillas lo rebajó a susto enorme. Rakitic cabeceó solo un centro desde la derecha tras una pérdida y el capitán se lució con una parada.

Sin goles y de nuevo sin '9'. Jesús Navas sustituyó a Torres. Del Bosque volvía a retirar la referencia arriba y Silva ocupaba esa posición. De vez en cuando. La lentitud y la falta de uno contra uno anulaba el ataque español.

Bilic hizo un doble cambio. Perisic y Jelavic debían aportar más en ataque. Pero España, a rachas, empezaba a encerrar en el área al rival. Pero sin remate. Un nuevo falso '9', Cesc Fàbregas, sustituyó a Silva.

Una contra croata, no bien dirigida, pero con mucha ventaja acabó con un remate de Srna. Iker Casillas era lo único fiable de la 'Roja'. España superó la jugada con una superioridad de 5-3 que Busquets desperdició por no mirar lo que tenía delante cuando recibía un pase mortal.

Iniesta chutó a puerta por primera vez en mucho tiempo. Pero desde su posición, muy escorado a la izquierda era imposible. Un agarrón de Busquets a Corluka en un saque de esquina no fue visto por Stark. El alemán le hizo un enorme favor a España. Tanto que a continuación Cesc rompió el fuera de juego con un genial pase a Iniesta que solo asistió a Navas que marcó a puerta vacía. España sería primera.

Negredo eligió la peor opción a la hora de dar el último pase. El vallecano pagó el llevar solo un minuto en el terreno de juego. Pletikosa, el portero croata, subió a rematar un córner en el 93. Pero no hubo milagro balcánico, Italia pudo respirar.

Grupo C: 1. España, 7 puntos; 2. Italia 5 puntos; 3. Croacia 4 puntos y 4. Irlanda 0 puntos.

Cuartos de final: Alemania - Grecia; Rep. Checa - Portugal; España - Inglaterra, Francia o Ucrania e Italia - Inglaterra, Francia o Ucrania.

Ficha técnica

Tercera jornada del Grupo C de la Euro 2012 disputado en el Estadio PGE Arena Gdansk (Polonia).

Croacia: Pletikosa; Strinic, Schindelfeld, Corluka, Vida (Jelavic); Rakitic, Vukojevic (Eduardo), Modric, Pranjic (Perisic), Srna y Mandzukic.

España: Casillas, Arbeloa, Ramos, Piqué, Jordi Alba; Xabi Alonso, Busquets; Xavi (Negredo), Iniesta, Silva (Cesc); y Torres (J. Navas).

Árbitro: Wolfgang Stark (Alemania).

Goles: Minuto 87, 0-1 J. Navas.