Investigadores de la Universidad Purdue, en West Lafayette, Indiana, EE.UU., anunciaron que podrían haber encontrado una nueva diana terapéutica para los fármacos contra el colesterol alto y las enfermedades por hongos (antimicóticos o antifúngicos). El estudio se publicó en la página de Actas de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. (PNAS por sus siglas en inglés) el 4 de febrero de 2013 y se empezó a difundir desde entonces.

La investigación en la levadura

El equipo de investigadores, integrado entre otros por Scott Briggs, profesor asociado de bioquímica, Paul South, un investigador postdoctoral, estudiaban cómo las histonas, proteínas en las que el ADN se enrosca alrededor, se ven afectadas por factores ambientales, un campo llamado epigenética. Cuando se modifican las histonas, se ve la alteración de los genes y cómo se comportan las células.

Fue utilizado en la invesitgación una mutación de la levadura que carece de metiltransferasa, que es una proteína que modifica las histonas. En este caso, la falta de la metiltransferasa disminuye la cantidad de producción de ergosterol. El ergosterol es el equivalente de colesterol humano, y las vías biológicas que crean ergosterol en hongos y colesterol en los seres humanos son similares, ambos son esenciales para la formación de la membrana celular y su integridad.

Posibles fármacos para bajar el colesterol

El hallazgo permitió afirmar a Scott Briggs: "Así que, si pudiéramos diseñar un inhibidor de la metiltransferasa, podríamos tener otro medicamento para bajar el colesterol celular o uno que podría trabajar en conjunto con los actuales medicamentos reductores del colesterol."

Efectos respecto del metabolito Brefeldin A

La misma levadura mutada con una disminución de la producción de ergosterol era particularmente sensible a un metabolito anti-fúngico llamado Brefeldin A, que es un medicamento usado principalmente como una herramienta de investigación para estudiar el transporte de proteínas en las células.

Fármacos antifúngicos o antimicóticos

En este sentido dijo Paul South: "Si usted no tiene metiltransferasa, las células crecen más lentamente en presencia de este metabolito antifúngico", y añadió: "Esto significa que un fármaco que inhibe la metiltransferasa también podría ser utilizado como un fármaco anti-hongos y potencialmente podría ser utilizado como otra herramienta para luchar contra los fármacos resistentes a infecciones fúngicas."

Desarrollar nuevos fármacos antifúngicos o antimicóticos podría ayudar con las infecciones por hongos de difícil tratatamiento , como el brote de meningitis micótica que ocurrió el año pasado debido a drogas contaminadas vinculados en una farmacia de Massachusetts.

Briggs y South ahora están estudiando si la mutación de levadura, que es más sensible al metabolito antimicótico Brefeldin A, sería más susceptible a otros fármacos clínicamente más relevantes, en el campo de los antifúngicos.

Financiamiento de la investigación

El estudio fue financiado por el Instituto Nacional de Salud. Por su parte, Paul South fue subvencionado por el programa de becas de la propia Universidad Purdue.

Fuente: MNT y PNAS