Estas impertinentes líneas, que cuando aparecen decoran y resaltan la piel de quienes las padecen en zonas que resulta imposible esconder, no respetan sexo ni edad, ni color de piel. Sin embargo, después de años sin poder combatirlas, finalmente la ciencia ha encontrado la manera de eliminarlas. Lo ideal para deshacerse de ellas es probar primero con los tratamientos caseros, que son mucho más económicos. Si estos no resultan, allí están los tratamientos médicos que las harán desaparecer en pocas sesiones y sin peligro de cicatrices ni efectos adversos. Hoy en día, mantener la piel lisa, es solo cuestión de proponérselo. Y las líneas…¡ que queden para los tigres a quienes les quedan tan bien!

Qué son las estrías

La piel es un órgano muy elástico que puede soportar grandes estiramientos. Sin embargo tiene un límite, y cuando este es alcanzado, las capas profundas de la piel se rompen. Cuando esto ocurre queda una marca en el exterior de la dermis a la cual denominamos estría

Si bien las mujeres son las que más las padecen, generalmente en las mamas, el abdomen, caderas y muslos, los hombres no se salvan de estas odiosas líneas y también pueden sufrirlas, en general en la parte baja de la espalda y en la parte interna de los brazos.

Cuando recién aparecen, son de un color rojo o violeta y muchas veces pican. Con el correr del tiempo su color muta a un blanco brillante.

Por qué aparecen las estrías

Las estrías pueden aparecer por diversas causas, pero fundamentalmente el motivo es hereditario. Hay muchísimos afortunados que jamás han tenido estrías y otros que aun cuidándose mucho son más propensos a formarlas.

En general aparecen en las mujeres en la etapa de desarrollo, cuando empieza a crecer el busto y a ensancharse las caderas y sobre todo durante el embarazo.

En los hombres son muy comunes en los físico culturistas, que desarrollan grandes músculos, muchas veces rápidamente.

El aumento repentino de peso, también es causante de estrías, así como la mala alimentación que genera pérdida de elasticidad y colágeno en la piel..

Como prevenir las estrías

La única manera de prevenir las estrías es eliminando las causas que las producen: esto significa: controlar el peso, beber mucha agua, alimentarse bien y humectar la piel siempre con cremas humectantes y aceites naturales sobre todo durante el embarazo.

Cómo eliminar las estrías

Para eliminar las estrías se puede probar primero con tratamientos caseros. El más efectivo de estos es aplicarse y masajear manteca de cacao o aceite de oliva, almendra o coco todas las noches en la zona afectada. Otra opción es el mismo procedimiento con aceite natural de lavanda o de naranja y geranio mezclados con aceite base. Es fundamental tener en cuenta que los aceites esenciales nunca deben ser aplicados directamente sobre la piel sino que hay que diluirlos con crema o aceite base.

Tratamientos médicos

Si los tratamientos caseros no funcionan no hay que desesperarse ya que gracias a Dios y a la ciencia, hoy en día existen tratamientos que eliminan o, en el peor de los casos, disminuyen notablemente estas horribles líneas.

Una opción válida es usar crema con ácidos alfa hidróxidos, estos ácidos provienen de las frutas y exfolian la piel. Para que estas cremas sean efectivas deben tener concentraciones de 8 por ciento o más. Las que realmente tienen esta concentración de ácidos se venden bajo receta. Las de venta libre usualmente tienen un porcentaje menor.

Intramicrodermoabrasión

Esta palabra tan difícil es el nombre del último y más efectivo tratamiento contra las estrías. Se trata de, mediante una máquina, generar cicatrices minúsculas en las capas mas profundas de la piel. Este procedimiento estimula la producción de nuevo colágeno mejorando así el aspecto de las estrías. Es realizado por dermatólogos y también en spas y estéticas, se necesitan varias sesiones.

Muchas veces después de cada una de ellas queda una pequeña irritación sobre la piel. No hay que alarmarse ya que desaparecerá en pocos días. Este tratamiento no deja manchas ni cicatrices de ningún tipo.

Que las estrías sean parte del pasado depende únicamente de tener la voluntad de que así sea. La belleza de la propia piel, en la actualidad, está en manos de cada uno. Vale la pena invertir algo de tiempo y dinero para verse y, por ende, sentirse mejor.