Bien sea que se haya iniciado la estimulación de manera consciente en las diferentes etapas previas del bebé o de la bebé (ejercicios de 0-3 meses y ejercicios de 4 a 6 meses) nunca es tarde para iniciar las actividades de estimulación que realiza el bebé.

De esta manera, con cada uno de los ejercicios que se practiquen se tendrá conocimiento de cuáles son las capacidades que se están desarrollando.

Características del bebé de 7 a 9 meses

El ritmo de desarrollo es individual en cada bebé, dependiendo de diferentes factores, por lo que es necesario respetar la velocidad de cada bebé y saber identificar la cantidad, hora y espacio adecuados para desarrollar las actividades de estimulación con el bebé.

De manera general se puede indicar que un bebé en esta etapa sabe darse la vuelta sin ayuda y comienza a arrastrarse y a gatear.

Además, descubre los dedos de sus pies y comienza a jugar con ellos. Ya sabe apoyarse simultáneamente con los pies y las manos y se sienta solo. Tiene más dominios sobre los movimientos de sus manos y puede hacer sonar una campana o sonajero y además tirar los juguetes al suelo a propósito como parte de un juego o forma de experimentación.

Puede anticipar algunas acciones, por lo que si estiramos los brazos en ademán de cargarlo, él o ella estirarán sus brazos. Si algo le interesa lo examina por un tiempo prolongado y es capaz de rechazar algo que no le guste como un alimento o un objeto.

Tapemos cajas

Seleccionamos unas cajas de diferentes tamaños y si es posible de diferente texturas, con sus respectivas tapas (cajas de zapatos, cajas de regalo, etc). Se ponen las tapas al lado de las cajas en el suelo y se hace la demostración de cómo se cierran las cajas. Celebramos cada vez que acertemos la tapa adecuada a la caja y de decimos “nooo” cuando se coloque de manera incorrecta.

Luego se invita al niño o a la niña a destapar las cajas para iniciar de nuevo colocando la tapa adecuada.

Con este ejercicio se logra desarrollar la capacidad de clasificación y estimular la sensibilidad táctil y visual.

Gateo con obstáculos

Cuando el bebé sepa gatear podemos invitarlo a buscar un juguete, pelota u otro objeto que llame su atención, colocando varios obstáculos en el camino. Los obstáculos puede ser las piernas de los adultos, bien sea estiradas o encogidas.

También pueden colocarse las piernas del adulto en forma de túnel o colocar unas almohadas o cojines que deba quitar o sobre los cuales deba gatear para alcanzar el objeto deseado. Una variación de este ejercicio es colocar una especie de túnelcon las piernas de varios adultos o con la ayuda de algunas sábanas o manteles, o practicar el ejercicio en una superficie con un pequeño desnivel en el piso.

Es importante felicitar al bebé y mostrar gran alegría por el esfuerzo realizado y la meta alcanzada.

Con este ejercicio se fortalecen los brazos y piernas del bebé, se estimula la coordinación de movimientos durante el desplazamiento y se potencia el dominio de la motricidad.

El fotoálbum

Se buscan fotos de diferentes animales, bien sea en cuentos infantiles, revistas o fotos propias.

Preferiblemente que el material sea resistente para evitar que el bebé o la bebé muerda y mastique parte de la fotografía.

Cada vez que se le muestre un animal al bebé se imitará su sonido y se le dirá la acción que hace el animal, por ejemplo, “este es un gato. El gato maúlla así: miau” y posteriormente se invita al niño a que imite el sonido del animal. Luego se invita al bebé a que pase la página y le seguimos diciendo en voz alta ciertas características de la foto como colores, lugares, tamaños, etc.

Una variación de este ejercicio puede ser mostrarle un álbum familiar e invitarle a que reconozca a las personas que están en él.

Con este ejercicio se practica el seguimiento visual de imágenes y se fomenta la exploración sensorial.