Previo a esta etapa, seguramente ya la mamá habrá iniciado diferentes ejercicios de estimulación en el bebé, algunas de manera consciente y otras inconsciente.

Durante esta etapa, los cambios físicos y sus capacidades sensoriales (en relación a sus sentidos), sociales (para relacionarse con otros), afectivas (para expresar sus sentimientos), psicomotrices (para realizar nuevos movimientos) y cognitivas (para concentrarse) son notorios, aún para la madre, padre o representante que de manera diaria está al lado del bebé.

Características generales de un bebé de 3 a 6 meses

El desarrollo de cada bebé tiene ritmos diferentes. Algunos presentan unas características de manera más pronunciadas que otras, y en algunos bebés algunas capacidades se manifiestan más temprano que en otros, por lo cual las comparaciones entre el desarrollo de bebés no siempre es aconsejable, siendo lo más apropiado no forzar el ritmo natural.

El bebé de esta edad no utiliza el llanto como único medio de comunicación, sino que también sonríe, ríe y grita. Es capaz de fijar su mirada en los ojos de otra persona y mover su mano para intentar tomar un objeto que le llame la atención, tal vez para llevárselo a la boca a modo de exploración.

Un bebé en esta etapa reconoce a los familiares más cercanos y reconoce su propio nombre. Puede mantener una “conversación” respondiendo con sonidos. Es capaz de sentarse con apoyo, mantener la cabeza erguida y voltearse solo.

Para la realización de los ejercicios indicados a continuación, será la madre o el padre quien determinará el tiempo adecuado, según la respuesta que dé el bebé con gestos de cansancio o de alegría.

Viajando por la casa

El viaje se inicia desde el sitio en que el bebé se encuentre acostado o sentado, indicándole que a la cuenta de 3 se despegará para iniciar un emocionante viaje. Luego de cargarlo para iniciar el viaje se simulan los ruidos de un avión mientras se le pasea por diferentes partes de la casa.

En cada sitio de la casa que se visite se le explica al bebé el nombre del lugar y las actividades que ahí se hacen, por ejemplo “estamos sobrevolando el área de LA COCINA, donde se encuentra la fría nevera que mantiene los alimentos, ¡hola nevera!”.

Durante el viaje se puede cambiar la altura y la velocidad según la respuesta dada por el bebé. Cuando se denote cansancio por parte del bebé se “aterriza” en un lugar indicado.

Con este ejercicio se logra mejorar su percepción visual, incrementar su sentido del equilibrio y fomentar la toma de conciencia de su entorno.

Vueltas y vueltas

Este ejercicio se inicia con el bebé acostado boca arriba y la cabeza erguida. Debe hacerse en un lugar donde el bebé no corra el peligro de caer.

Nos colocamos enfrente y le mostramos un objeto que llame su atención y lo fije con su mirada. Poco a poco se mueve el objeto sin que el bebé le pierda la vista por encima de su espalda y aupándolo para que dé la vuelta sobre su propio brazo. En el momento en que logre dar la vuelta y quede boca arriba, aplaudirle y celebrar su logro.

Con este ejercicio se logra ayudarlo a descubrir su propio cuerpo y ejercitar y fortalecer sus brazos y piernas.

Sube y baja

Para este ejercicio acostamos al bebé en nuestras piernas estiradas, colocando sus pies a la altura aproximada de la barriga u ombligo del adulto y que su cabeza quede a altura de las rodillas de la mamá o representante.

Agarramos las manitas del bebé y comenzamos a subir y bajar de manera delicada nuestras piernas, de modo que el bebé también suba y baje. El ritmo que se le ponga a este ejercicio será capaz de relajar al bebé o de animarlo. Podemos acompañar el ejercicio con alguna música.

Una variación de este ejercicio es colocar al bebe en la misma posición que nosotros, es decir, sus piernas sobre las piernas del adulto y el resto del cuerpo delante del nuestro, de modo que su espalda quede a la altura de nuestra barriga. De esta manera se le puede sujetar por las manitas y abrazarlo mientras nos balanceamos hacia adelante y hacia atrás.

Con este ejercicio se logra que el bebé inicie control sobre su postura y sobre el equilibrio de su cuerpo. Además se inicia en realización de actividades en diferentes planos, lo que redunda en adquirir seguridad.