Los alumnos de secundaria se asustan, ponen cara de enfado, protestan, cada vez que su profesor de inglés les pide una composición en inglés por escrito. Es algo que odian, que evitarían si pudieran. Sin embargo, escribir sobre un tema en inglés, expresarse por escrito, es algo básico para el aprendizaje de este idioma.

Pasos para escribir una buena composición en inglés

  1. Leer atentamente el tema de la composición.
  2. Diferenciar si es una narración, una descripción, si te piden una opinión personal, una carta forma o informal.
  3. Pensar en las ideas que puedas desarrollar para el tema dado. Con cinco ideas será suficiente para escribir una composición de diez líneas, que es lo máximo que se exige a un alumno de la Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.) que curse el tercer o cuarto curso.
  4. Conectar las ideas para darles un sentido global.
  5. Hacer una primera redacción, escribiendo las ideas surgidas y uniéndolas en la dirección que pide el tema de la composición.
  6. Dividir la composición en las tres partes que todos los manuales aconsejan: introducción, parte principal y conclusión.
  7. Utilizar las conjunciones estudiadas para unir las ideas (but, because, while, when). Si el alumno se ve capaz, puede atreverse a utilizar relativos, frases adverbiales.
  8. Utilizar muchos adjetivos si se trata de una descripción.
  9. Usar tiempos verbales adecuados. Si hay que narrar hechos, el uso de los pasados (simple, continuo, perfecto) será necesario; así como el uso de conectores de secuencia (first, then, next, finally).

Cómo escribir la introducción de la composición

La introducción presenta el tema al lector. Es preferible arriesgarse con una introducción original, con el objetivo de captar la atención del posible lector. Si el profesor lee la misma introducción, composición tras composición, se aburrirá y no valorará el trabajo.

Para atraer la atención del profesor, la introducción debería ser impactante. Una pregunta directa al lector, sobre el tema dado, puede ser una buena idea.También se pueden dar datos que puedan sorprender al lector. Eso sí, que sean reales.

Cómo escribir el cuerpo de la composición

Aquí hay que desarrollar las ideas que han surgido. Es mejor dividir esta parte en dos párrafos, para facilitar la lectura. Si se trata de una narración de lo hecho durante el fin de semana, en el primer párrafo se puede aludir a lo acontecido durante el sábado; en el segundo párrafo se narrarán los hechos acaecidos en el domingo.

Es preferible escribir frases simples si no hay seguridad en hacerlo bien. El uso de oraciones compuestas, subordinadas o coordinadas, complica la expresión. Pero el alumno de secundaria debe saber que el profesor valorará más el riesgo y la originalidad.

Si hay ideas que al alumno le han surgido en la fase previa a la escritura, pero que es incapaz de expresarlas por escrito con su nivel de inglés, es preferible abandonarlas y pensar otras ideas. La dificultad de una composición la pone el alumno. Con el tiempo mejorará su expresión y se sentirá capaz de componer frases complicadas y expresar ideas también más difíciles.

Cómo escribir la conclusión

En este apartado hay que hacer un resumen de lo escrito anteriormente. Es mejor no repetir palabras o expresiones ya utilizadas. Hay que buscar la originalidad. Si piden describir un lugar favorito de vacaciones, en la conclusión habrá que recomendar al lector una visita a ese lugar, o escribir las razones por esa preferencia.

El alumno de secundaria debería acabar esta etapa educativa obligatoria con un nivel aceptable de inglés hablado y escrito. Se entiende por nivel aceptable, aquel que le permita expresar sus ideas y hablar de lo cotidiano de sus vidas. Los profesores deberían animar a sus alumnos a ser creativos, a escribir y expresar sus ideas.