Con la presencia del Príncipe Alberto de Mónaco y el Príncipe Edward del Reino Unido, al lado de figuras de la música como Ringo Star y la actriz Joan Collins se presentó en Londres la exposición Grace Kelly: Style Icon, en el Museo Victoria and Albert, de abril a septiembre 2010.

La exhibición presenta más de 50 de sus trajes entre los que se encuentra el traje negro que uso en la película La Ventana Indiscreta del director Alfred Hitchcock, y otros tres que vistió en su ultima película Alta Sociedad, junto a sus sombreros, sus joyas, como la tiara de platino y diamantes que llevó en el matrimonio de su hija Carolina con Philippe Junot, sus guantes blancos y el original bolso Kelly Hermes.

Bajo la seducción de su espectacular guardarropa aparece la interrogante ¿Con estilo se nace o se hace? Partiendo de esta pregunta, resulta tentador el estudio astrológico de la carta natal de Grace Kelly para posiblemente encontrar la respuesta.

Irresistiblemente atractiva

Grace Kelly ocupa una posición única en la historia del cine y la moda. Como dijo su hijo el Príncipe Alberto: “ella consagró el ideal del estilo de moda de los años 50 y se convirtió en la más bella novia cuando se casó con mi padre. Como Princesa de Mónaco, ella ejecutó su elegancia sin esfuerzo donde quiera que ella apareciera, bien fuera la más espectacular ocasión oficial o simplemente cuando estábamos reunidos en familia”.

Ella nació el 12 Noviembre 1929 a las 5:31 AM, en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos. Esto quiere decir que su signo solar es Escorpio, el signo donde se encuentra su Sol en su carta natal. Su Ascendente, que es lo que se relaciona con su personalidad y la imagen que proyecta, está en Escorpio y Marte, el planeta guerrero que afirma el yo y la acción y que antes que Plutón fuera descubierto fue el regente de este signo, también está en Escorpio.

El Sol y el Ascendente en Escorpio quieren decir que su imagen, su personalidad y su esencia eran dominadas por este signo. Es como que las características de Escorpio se potenciaran tres veces. Entonces Grace Kelly era triplemente atractiva, por las características enigmáticas y misteriosas que se le adjudican al signo y que generan un peligroso carisma que funciona como un imán. Según Oleg Cassini “por usar ropas que no llaman la atención ella es más notable por ella misma”.

En la misma posición del Sol cercano al Ascendente en Escorpio, también se encuentra Marte. Esta importante ubicación aporta una capacidad de liderazgo natural, por la tendencia a atraer a la gente y a tener una fuerte influencia en ella, y marca su existencia porque con estos rasgos los sucesos de la vida son trágicos o muy afortunados.

Belleza y arte bien aprovechados

Venus, el planeta del amor, la belleza y las finanzas, se encuentra en la carta natal de Grace Kelly muy cercano con el Ascendente en el signo de Libra. Esto señala su belleza, encanto social y modales agradables que le ganan la aprobación de todos los que trataba. Para ella era fácil ceder donde era necesario para obtener lo que deseaba. A pesar de la imagen que presentaba a los observadores, debajo de la superficie había una máquina.

Por otra parte, Venus en Libra acentúa el amor por las bellas artes, la música, la poesía, el canto, la pintura, el drama, la ópera y los eventos sociales. También habla de ganancias a través del matrimonio y asociaciones. Venus en buena relación con Neptuno, como en el caso de Grace Kelly, facilita el éxito en la actuación, sobre todo en el cine.

Trígono de suerte

Hay una conexión muy fuerte en la carta natal de Grace Kelly. Existe un triángulo equilátero de 60 grados formado en primer lugar por el Sol y Marte, ellos dos muy cercanos en Escorpio en la casa de la personalidad y su imagen, segundo la Luna en Piscis energizando la creatividad y los placeres, y tercero Plutón en Cáncer en la zona del extranjero. Los tres signos de agua, de naturaleza femenina, intuitiva y emotiva.

Esto significa que hubo energía abundante para cualquier actividad que se relacionara con el simbolismo de los astros en juego y que fluyó sin dificultades. Parece que a las personas o eventos con esta configuración de trígono perfecto en sus cartas astrales, les llueve la suerte o saben qué hacer con lo que parece suerte. Digamos que Grace Kelly tenía una energía exitosa con respecto a su imagen ligada a su esencia, la creatividad intuitiva, femenina y sensible y con el poder en el extranjero y las nuevas filosofías.