El pasado noviembre terminó la serie Escándalo en Sungkyunkwan emitida en la KBS2, TV coreana, una serie basada en la época Joseon. Un maravilloso vestuario y unos paisajes hermosísimos evocan un pasado que no se diferencia en mucho de nuestra época. Tiene acción, romance, diversión y filosofía, unos actores con mucho encanto y unos protagonistas a cual más adorable.

Son veinte capítulos en los que la rígida vida que llevan los muchachos que estudian en la universidad Sungkyunkwan se verá alterada debido a la llegada de nuevos miembros, entre ellos dos elegidos por el mismo rey durante el examen de admisión y que junto a dos alumnos veteranos serán los encargados de realizar una misión secreta bajo sus órdenes.

Una joven muy valiente

Todo comenzará cuando la joven Kim Yoon Hee a causa de la enfermedad de su hermano y de las deudas contraídas decide suplantar su identidad para entrar en la universidad, algo completamente prohibido para las mujeres de la época y que puede costarle la vida si la descubren. Primero conocerá al integro Sun Lee Joon, hijo de un ministro, que solo piensa en estudiar y seguir las enseñanzas de Confucio, después al joven Goo Yong Ha, un díscolo y atractivo muchacho que piensa más en las mujeres que en los estudios; por último al rebelde Moon Jae Shing, que está a punto de ser expulsado por sus continuas escapadas.

Conseguir que nadie descubra que ella es una hermosa joven en un colegio lleno de muchachos es su principal objetivo, mientras que solucionar entre los cuatro la misión secreta ordenada por el rey se convertirá en el segundo, todo ello aderezado con las aventuras paralelas que irán surgiendo en cada capítulo.

Hanbok y tradición

Lo que más llamará la atención de quien vea la serie, sin duda será la ropa de época coreana, hanbok de hermosos colores, complementos de todo tipo y para todo estatus social. Podremos ver las partes que componen a este hermoso traje tradicional en algunos de sus capítulos. También nos daremos cuenta que el hanbok masculino tiene gran variedad tanto en el color como en su forma.

Se aprende mucho sobre las tradiciones de la época Joseon; mientras uno ve la serie, se da cuenta de que a pesar de todo muchas costumbres son similares, sobre todo a la hora de los estudios, la guerra, el abuso de poder, etc.

Los cuatro mosqueteros coreanos

Los actores de la serie son realmente encantadores recreando a sus personajes. El papel de la joven y valiente Kim Yoon Hee está interpretado por la actriz y modelo Park Young Min. El rígido estudiante Sun Lee Joon es Micky YooChun, actor casual y cantante del grupo JYJ: su personaje muestra a un joven que poco a poco descubre el amor de forma algo confusa y que poco a poco se hace querer por sus compañeros. Goo Yong Ha es el actor Song Joong Ki, que estudió en esta misma universidad y da vida a un joven que piensa más en la diversión y en las mujeres que en sus estudios; aun así y pese a sospechar de que algo sucede alrededor de la joven no cejará en su empeño de ayudarla pase lo que pase. Por último, Moon Jae Shin, al que da vida el actor Yoo Ah In, borracho y jugador, guarda un secreto casi tan peligroso como el de su joven amiga.

Todos ellos quedarán prendados de la inteligencia y la belleza de su “joven” y encantador compañero, hasta el punto de confundir la amistad con el amor y que les hará correr riesgos impensables para aquella época.

Por supuesto, también hay perversos y retorcidos enemigos, que perseguirán a los cuatro amigos intentando desacreditarles en todo momento, llegando incluso a mentir o matar para conseguirlo, siendo su principal enemigo Ha En Soo, interpretado por Jun Tae Soo y que les hará la vida imposible tanto dentro como fuera de la universidad.

En definitiva, es una serie entretenida que nos enseñará muchas costumbres coreanas, nos llevará de paseo por unos paisajes increíbles y nos mostrará que a pesar de todo, el amor y la amistad son capaces de unir a personas de diferente condición frente a cualquier adversidad.