De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la caries afecta a entre un 60 y un 90% de la población escolar que, por diversas razones, pueden no seguir una profilaxis dentaria adecuada para prevenir afecciones de esta naturaleza.

En etapas contemporáneas los problemas de salud bucal han alcanzado una gran diseminación en la población afectando de manera especial a los niños. Hablar sobre caries es algo muy común, debido al gran número de personas que presentan esta enfermedad. Y es que (desgraciadamente) en México no se le da la importancia que debiera, debido al desconocimiento de las fatales consecuencias de no tratar tempranamente esta patología.

Antecedentes

La caries dental y por ende la enfermedad periodontal, han sido consideradas como las enfermedades de mayor prevalencia en la historia de la morbilidad bucal en el planeta. En la actualidad, la diseminación de las mismas varía acorde a la zona geográfica y su aparición está fuertemente asociada con factores biopsicosociales.

Este tipo de enfermedades bucodentales se han asociado a una mala higiene bucal, así como al consumo de ciertos alimentos (en especial carbohidratos en exceso) que favorecen el deterioro de los dientes.

Definición

La OMS ha definido la caries dental como: "un proceso localizado de origen multifactorial que se inicia después de la erupción dentaria, determinando el reblandecimiento del tejido duro del diente y evoluciona hasta la formación de una cavidad". El principal culpable de la caries es la bacteria Streptococcus mutans.

La característica principal de esta enfermedad es la formación de cavidades en los dientes. La afección comienza en la superficie del esmalte y penetra paulatinamente a la dentina, lesionando posteriormente a la pulpa y finalmente a los tejidos periodontales.

Por otra parte, la enfermedad periodontal es una alteración que afecta a los tejidos periféricos del diente que inicia con la pérdida de inserción del diente y con el tiempo se presenta movilidad, dolor y mal aliento (halitosis), lo cual culmina con la pérdida del diente.

Factores condicionantes

La caries dental junto con la enfermedad periodontal, constituyen el mayor porcentaje de morbilidad dentaria en la vida de un individuo. Afecta a personas de cualquier edad, sexo y raza; teniendo una mayor presencia en sujetos de bajo nivel socioeconómico.

Esta situación presenta una estrecha relación con un nivel educativo deficiente, la frecuencia en el consumo de alimentos ricos en sacarosa y ausencia de hábitos higiénicos. La caries afecta primordialmente a los infantes, mientras que las periodontopatías se manifiestan principalmente en los adultos.

Desarrollo de la caries y sintomatología

La ausencia o deficiencia en el cepillado o en el uso continuo del hilo dental favorecen la acumulación de la placa dentobacteriana, que es una acumulación nociva de microorganismos, principalmente bacterias, que proliferan en cantidad mayor de lo normal en la boca.

Dichos agentes, generan un ambiente ácido produciendo así la desmineralización del esmalte dentario. Con lo cual, la placa dentobacteriana madura y se transformara en un cálculo dental, que se irá adhiriendo a la parte apical del diente.

El progreso de la enfermedad es variable, puede llevarse a cabo en sólo unos meses o puede requerir de varios años para su formación. La caries dental se inicia como una mancha blanquecina, o café en el esmalte, sintiéndose cierta aspereza o irregularidad. No hay dolor o síntoma alguno. Este es el mejor momento para su tratamiento curativo.

Al avanzar la enfermedad se presenta una cavidad con dolor mínimo, iniciado únicamente ante la presencia de estímulos como el calor, el frío o al comer dulces o sustancias ácidas. El dolor cesa en instantes y por lo general no hay necesidad de recurrir a medicamentos contra el dolor (analgésicos). En este punto la caries ya afecta a la dentina y ante la sintomatología antes expuesta, el afectado ha de acudir con urgencia al odontólogo para su tratamiento.

Prevalencia e importancia de la caries en México

Según la OMS, los tratamientos dentales representan entre el 5% y el 10% de los costos en salud en los países ricos, donde la proporción de dentistas con respecto a la población es de 1 por cada 2.000 habitantes.

Durante el marco del Congreso Nacional e Internacional de la Asociación Dental Mexicana (ADM) llevado acabo el 3 de noviembre de 2005; se destacó que la caries dental y la enfermedad de las encías son los principales padecimientos bucales que presenta el 98 por ciento de los mexicanos.

De acuerdo con el Programa Nacional de Salud, México es un país con alta incidencia y prevalencia de enfermedades bucales. Destacan entre ellas la caries dental y la enfermedad periodontal, que afectan al 90 y 70% de la población, respectivamente.

En 2005, Víctor Guerrero, Presidente de la Asociación Dental Mexicana (ADM), durante el Primer Foro Nacional “El Futuro de la Odontología en México" aseguró que la caries es el principal problema epidemiológico en México y menos del 50% de la población tiene acceso a algún servicio público de salud.

Datos del INEGI en ese mismo año estimaron que el 49,8% de los mexicanos no tiene acceso a ningún tipo de servicio de salud pública. Existen 7.656 odontólogos con una cobertura de 4.093 unidades dentales en todo el país, en tanto que, de acuerdo censo de población 2005, existen 103.300.000 mexicanos.

Otros estudios epidemiológicos han sido realizados por diversas instituciones de salud (incluidas escuelas de odontología) en comunidades rurales y urbanas. Se ha utilizado como universo de investigación a grupos poblacionales de distintas edades. Los resultados indican la enorme prevalencia de esta patología en México.

Cepillado dental

El cepillado de los dientes es el medio mecánico más ampliamente utilizado para el control personal de la placa en todo el mundo. El uso de un cepillo de dientes requiere el conocimiento adecuado de la técnica de cepillado universal y la capacitación sobre el uso del hilo dental.

Debe convertirse en un hábito diario de limpieza y realizarse inmediatamente después de ingerir los alimentos, siendo la medida preventiva más efectiva para evitar enfermedades.

Prevención y tratamiento en México

Ante los impresionantes datos obtenidos de diversos estudios realizados en México (principalmente en zonas rurales), la Secretaría de Salud de México ha decidido reforzar las acciones para el diagnóstico temprano de la caries y enfermedades relacionadas. Del mismo modo, atender a las personas que sean identificadas en etapas avanzadas de la enfermedad.

Así mismo, se pretende extender las campañas de educación para la salud bucal a todo el país, teniendo como objetivo principal: la capacitación en la técnica de cepillado (reforzándose con la entrega de cepillos dentales), uso de hilo dental y la constante supervisión por un dentista (al menos una vez cada seis meses), ya que la prevención, evitará gastos enormes en este sector y la pérdida de bienestar de los afectados.