En esta ocasión, contamos con uno de los mejores centrales de España, un central del que destacan, sobre todo, dos cualidades: su profesionalidad y la querencia que despierta como visitante en los pabellones de los clubs en los que ha jugado.

Actualmente defiende los colores del Naturhouse La Rioja, y cumple a la perfección con su papel de locus neurálgico en la primera línea, apelando a dosis inasibles de determinación y efectividad en la distribución del juego. Juego al que le imprime su impronta en cuanto entra en pista. Se ha tornado en un gran “quebrantadefensas” sin grandes abalorios, porque sencillamente no le hace falta adornarse. Es directo en su juego, mostrando templanza por doquier, pero eso no consigue evitar que cuando asume la batuta con el diez a sus espaldas, lo haga de manera creativa y fluida, de manera más deslumbrante aún cuando se trata de conectar con el pivote.

Debutó en el Ademar de León, y desde entonces ha pasado por variedad de clubs españoles: Ivesur Málaga, S.D. Teucro, Cangas, Teka Cantabria, Algeciras Balonmano, volvió a León y ahora está bajo las órdenes de Jota González en Logroño.

Hablamos de un central leonés (Ponferrada, 1976), que roza los dos metros de altura y que es despierto por naturaleza. Sí, hablamos de Jorge García Vega, o Vegagol, como muchos ya lo han rebautizado.

Jorge, ¿podrías definirme en tres palabras lo que representa el balonmano para ti?

Modo de vida

¿En qué momento y por qué te decantaste por el balonmano como forma de vida?

La verdad es que me “decantaron” un poco. Estudié en el colegio Maristas de León y la verdad no había muchas más opciones si querías practicar deporte.

¿Recuerdas tu primer partido en la Liga ASOBAL? ¿Cómo fue?

Si claro. El primero en el que fui convocado fue contra el Caja Madrid, pero mis primeros minutos fueron contra el Teucro.

¿Qué factores crees que hacen del balonmano un deporte tan especial?

Es un deporte muy vistoso para el espectador. Tiene mucha movilidad y rapidez como en otros deportes, pero se conjuga con mucho contacto y eso lo hace muy atractivo de ver.

¿Piensas que se infravalora este deporte?. De ser así, ¿por qué crees que ocurre?

No creo que se infravalore, pero está claro que desde ningún ámbito lo hemos sabido vender bien. Hoy en día el marketing y la publicidad son vitales para cualquier deporte y creo que el nuestro le hace falta además profesionalizarse en la parcela directiva.

¿Tienes alguna conducta o pensamiento supersticioso antes de un partido?

No. Tengo algún hábito en cuanto a comidas, pero poco más.

¿Cuál es tu meta deportiva más a corto plazo?

Ahora mismo ayudar a mi equipo alcanzar la meta de meternos en competición europea.

¿Cuál consideras que es tu mejor momento deportivo?

A nivel personal los años que jugué en Algeciras y Antequera, y a nivel de grupo sin duda los años en el Ademar

¿y el más triste o decepcionante?

Cuando me he tenido que marchar del Ademar.

La temporada pasada sufriste una dura lesión en un partido amistoso con tu ex equipo el Reale Ademar de León, ¿cómo te encuentras?.

Bastante bien a nivel óseo, pero todavía tengo dolores musculares en la zona afectada.

Actualmente militas en el Naturhouse La Rioja, no obstante, has pasado por una amplia variedad de clubs. ¿Esta heterogeneidad te permite afirmar que cada club tiene características idiosincráticas bien definidas, o los clubs se parecen más de lo que pueda parecer desde fuera?

La mayoría de los clubes son bastante parecidos, lo que realmente cambia es su masa social, y su afición que es lo que realmente da a cada club un toque característico. En cuanto al aspecto de gestión por desgracia es muy parecido en la mayoría de ellos. Los clubes que gestionan bien sus recursos se ven a simple vista.

¿Tienes algún referente balonmanístico en el que te inspires?

No he sido de tener ídolos, pero un jugador que he admirado es Raúl González, actualmente segundo entrenador del BM Atlético de Madrid.

¿Cuál crees que debe ser la senda a seguir para que el balonmano sea tomado más en “serio” en el amplio abanico deportivo ante el que nos encontramos?

Todo pasa por la profesionalización de las directivas y gente nueva que aporte nuevas ideas en los organismos que rigen nuestro deporte.

¿Algún mensaje para los/as atrevidos/as amantes del balonmano?

Que sigan apoyándolo y disfrutándolo, y si pueden practicarlo mucho mejor.

¿y algún consejo para futuros/as jugadores/as?

Que disfruten y dignifiquen este maravilloso deporte.

¡¡¡Muchas gracias Jorge!!!