Enseñar matemáticas ha de ser un arte. Para ello se debe contar con materiales variados -que ayuden a expresar de manera concreta lo que resulta abstracto para algunos- con el fin de que el alumno logre el dominio de la asignatura. No obstante, esto no es suficiente para garantizar el éxito en su aprendizaje, por tanto ha de motivarse al alumno haciendo uso de sus conocimientos previos y experiencias. Un elemento de suma importancia pues con la motivación se logra la aplicabilidad de los conocimientos adquiridos en un contexto cotidiano.

Las preguntas derivadas de los alumnos y de los diversos procedimientos a seguir en un problema cualquiera son otros de los factores a tener en cuenta. Basándose en ellas se puede partir para corregir y/o explicar.

¿Cómo ha de enseñarse matemáticas a alumnos con discapacidad intelectual?

Es una pregunta que se responde con el primer párrafo de este artículo, es decir, de la misma forma en la que se enseña matemáticas al resto de los alumnos.

Cierto es que la enseñanza y aprendizaje de alumnos con discapacidad intelectual resulta particularmente difícil, pero con ayudas, adecuaciones y recursos variados es posible lograr el aprendizaje y por consiguiente los objetivos curriculares.

¿Qué debe tomarse en cuenta al enseñar matemáticas a estos alumnos?

Es primordial en primera instancia saber la condición neurológica del alumno, así como su estilo y ritmo de aprendizaje; una vez que se tenga esa información es conveniente elaborar una evaluación inicial que dé cuenta del logro y dificultades que presenta en el área de matemáticas considerando lo que se maneja en el programa de educación primaria.

De acuerdo a la edad cronológica del alumno y del grado que curse, en la evaluación han de considerarse diversas situaciones

  • identificación de colecciones
  • clasificación
  • seriación
  • correspondencia y conservación de la materia
  • identificación de figuras geométricas
  • conocimiento y manejo de la serie numérica
  • antecesor y sucesor de un número
  • valor posicional
  • resolución de suma y resta
  • solución de problemas planteados

Materiales adecuados para enseñar

Es necesario que al realizar la evaluación se tengan presentes los materiales necesarios para llevarla a cabo:

  • Si se está preguntando por figuras geométricas, deben tenerse presentes.
  • Si se quiere la clasificación por forma, tamaño y color, debe tenerse el material correspondiente.
No es válido recurrir a la imaginación del alumno o al sobre entendimiento de que ya lo sabe; hay que recordar que se está trabajando con alumnos que requieren de ayudas especiales, incluso en la evaluación.

Cabe señalar que la evaluación no radica en que se cubran todos los puntos anteriores, éstos se van presentando uno a uno y es el alumno quien marca hasta dónde puede llegar, esta es la clave para identificar el nivel o grado en que se encuentra.

Con los resultados de dicha evaluación es cuando las adecuaciones se hacen presentes y sirven de base para la planeación del docente, misma que debe incluir una evaluaciónpara cada actividad, pues esto ayuda en mucho si se califica cuantitativamente aunque lo realmente importante es lo cualitativo y debe asignársele el mismo valor.

Trabajando con matemáticas

Un cuestionamiento para el docente es reconocer las dificultades que pueden presentarse al trabajar con el actual enfoque de la enseñanza de las matemáticas, que éstas logren adecuarse a los temas y contenidos para que cumplan con el requerimiento y necesidades del alumno con necesidad educativa especial.

Una vez que saldado este punto debe darse pie al trabajo con las matemáticas sin hacer de esto todo un ritual, la enseñanza debe ser divertida y aplicable a situaciones reales. Tres son los puntos que tienen importancia no sólo en el aprendizaje sino en su enseñanza y estos van en razón de:

Enlazado a esto quedan los objetivos de las matemáticas al considerar los conocimientos de conceptos y conocimientos; habilidad en la resolución de problemas y el cálculo numérico; y aplicación de conceptos y procedimientos en la solución de problemas. Por tanto, conviene tomar en cuenta diversas formas de enseñar matemáticas, mismas que se acoplen a cada alumno y su necesidad específica.

  1. Lo conceptual. Tener el manejo de conceptos propios de la materia.
  2. Lo procedimental. Ser capaz de resolver situaciones que se presenten utilizando diversos y variados procedimientos.
  3. Lo actitudinal. Relacionar lo aprendido con situaciones reales y poder tomar la actitud correcta para resolverlos de la mejor manera.

Comprender y aplicar las matemáticas para aprender

Tal y como se ha mencionado, la consideración de las preguntas de los alumnos es básica, pues las matemáticas han de ejercitarse para lograr comprenderlas y en esa medida puedan ser aplicables. Es válido, incluso deseable, el ensayo y error pues ello conlleva a un verdadero aprendizaje y si éste va acompañado de una buena metodología y material adecuado a las necesidades educativas del alumno con discapacidad intelectual el logro en la enseñanza de las matemáticas está garantizado; claro, esto al nivel propio que él mismo marque.