Las articulaciones son las uniones móviles entre los cartílagos o los huesos del esqueleto. Su función es la de hacer posible los movimientos entre las distintas partes del esqueleto por medio de los músculos que hacen palanca sobre ellas.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad sistémica caracterizada por la aparición de manifestaciones generales y por una poliartritis inflamatoria que afecta a grandes y pequeñas articulaciones.

Se presenta con rigidez matutina, que mejora con la actividad física moderada. Con el tiempo progresa hasta la destrucción y deformación de las articulaciones y afecta a las vainas tendinosas.

Es una de las enfermedades autoinmunes más frecuentes, con una prevalencia de aproximadamente el 1% de la población general. Los síntomas más comunes son dolor y tumefacción articular.

Los objetivos del tratamiento son controlar el dolor, preservar la máxima función y prevenir la destrucción y las deformidades articulares. Los antiinflamatorios no esteroideos o AINES son útiles para controlar el dolor pero no afectan al curso de la enfermedad. En muchos pacientes, son importantes la fisioterapia y la terapia ocupacional.

Gota

Es un trastorno metabólico cuyas manifestaciones clínicas incluyen la artritis aguda y crónica, los depósitos de ácido úrico dentro y alrededor de las articulaciones y de la piel (tofos), cálculos renales y, en la mayoría de los pacientes hiperuricemia.

Es una enfermedad principalmente de los hombres y en menor grado de las mujeres postmenopáusicas. En general, afecta al 2-3% de la población adulta masculina.

El ácido úrico es un producto catabólico del metabolismo de las purinas: adenina y guanina, y se elimina por el riñón. Su producción se ve aumentada por el consumo de alcohol. El alopurinol es eficaz en la reducción de los niveles de ácido úrico, tanto si su exceso es debido a un deterioro en su excrección como a una producción exagerada.

La artritis gotosa aguda se caracteriza por un inicio brusco con dolor intenso, eritema, y edema en la articulación afectada.

Los alimentos ricos en purinas y por lo tanto los que hay que evitar son las anchoas, las legumbres, los fiambres y embutidos, así como los vegetales de hoja como son las espinacas. Aparte de evitar el alcohol en general, la cerveza y las anchoas, no es aconsejable grandes cambios en la dieta.

Artrosis

La artrosis es el trastorno articular más frecuente, ocurriendo en el 60-90% de las personas mayores de 65 años. Esta caracterizada por una pérdida progresiva del cartílago articular asociada a la remodelación del hueso subcondral.

El dolor es el síntoma más característico, es fijo, contínuo y profundo, aumenta con la actividad y mejora con el reposo. Con la progresión de la enfermedad y la pérdida completa del cartílago, el dolor también puede ocurrir en reposo.

La rigidez ocurre después de una inactividad prolongada y suele ser menor de 30 minutos de duración.

La pérdida de peso puede retrasar la progresión de la artrosis de rodilla en un paciente obeso.

El tratamiento médico aporta alivio sintomático pero no se ha demostrado ser exitoso para alterar la evolución de la enfermedad. Parecen ser beneficiosos a largo plazo los suplementos de magnesio, glucosamina y condroitin sulfato, así como el aloe vera.