El enalapril pertenece a una clase de medicamentos conocidos como inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, actuando sobre ciertas sustancias químicas que contraen los vasos sanguíneos. De este modo se consigue que la sangre fluya mejor y el corazón pueda bombearla con un menor esfuerzo y una mayor eficacia.

El enalapril se emplea solo o en combinación con otros fármacos para el tratamiento de la hipertensión. Igualmente, combinado con otros medicamentos, se usa para tratar la insuficiencia cardiaca. Otras enfermedades para las que está indicado el enalapril son la nefropatía diabética, el infarto de miocardio, las crisis renales por esclerodermia o la disfunción ventricular izquierda.

Dosis y presentación del enalapril

El enalapril se presenta en forma de tabletas que se administran por vía oral. El medicamento se puede tomar acompañado o no de alimentos. En ningún caso se debe aumentar o disminuir la dosis prescrita ni tomarla con mayor frecuencia que la que haya indicado el médico.

Las dosis empleadas son, para la hipertensión esencial, de 10 a 20 mg. al día ingeridas en una única toma. Para la hipertensión renovascular se empezará con dosis bajas, de 5 mg. al día. Posteriormente se irán ajustando las dosis. En cuanto a la insuficiencia cardiaca congestiva se iniciará el tratamiento con 5 mg. diarios que irán aumentando paulatinamente hasta los 20 mg.

El enalapril en el embarazo y la lactancia

El enalapril está clasificado por la FDA en la categoría D de riesgos para la gestación. Ante la posibilidad de quedar embarazada o de estarlo se debe advertir al médico antes de emplear el enalapril, ya que podría ocasionar malformaciones en el neonato.

El enalapril se excreta en la leche materna, aunque en muy bajas concentraciones. Aunque la cantidad parece ser clínicamente irrelevante, no es conveniente usar este medicamento durante la lactancia, sobre todo tras las primeras semanas posteriores al parto, debido al riesgo hipotético de efectos indeseables, tanto renales como cardiovasculares para el bebé. En cualquier caso hay que informar al facultativo para valorar la situación.

Farmacocinética del enalapril

Tras la administración oral del enalapril se observan unas concentraciones séricas máximas al cabo de 1 hora. Tomando en consideración los datos de la excreción urinaria, se ha calculado que el enalapril presenta una absorción en torno al 60%. En dicha absorción del enalapril no tiene ninguna incidencia la presencia de alimento en el tracto digestivo.

Administrado por vía oral, el enalapril posee una óptima absorción a través del aparato digestivo, transformándose por acción hidrolítica de las esterasas hepáticas en enalaprilato; un hipotensor muy potente cuya vida media se sitúa alrededor de 1,3 horas. El fármaco se elimina por vía renal en forma de enalaprilato o enalapril.

Efectos secundarios y contraindicaciones del enalapril

A pesar de que el enalapril posee una excelente tolerabilidad y seguridad terapéuticas, en ocasiones se presentan algunos efectos secundarios, los cuales no tienen que ver con la dosis:

  • Aparato respiratorio: edema angioneurótico, tos persistente y broncoespasmo.
  • Efecto sobre los sentidos: tinnitus, glositis y visión borrosa.
  • Síntomas renales: glucosuria e insuficiencia renal aguda.
  • Síntomas hepáticos: hepatotoxicidad.
  • Efectos dermatológicos: exantema maculopapular.
  • Efectos hematológicos: neutropenia.
  • Efectos hidroeléctricos: hiperpotasemia.
  • Efectos neurológicos: mareo, fatiga, astenia, cefalea, parestesias, vértigo, somnolencia, depresión y confusión.
  • Reacciones de hipersensibilidad: urticaria.
  • Efectos cardiovasculares: hipotensión, infarto de miocardio, angina de pecho y palpitaciones.
  • Efectos gastrointestinales: hepatitis, ictericia, anorexia, pancreatitis, dispepsia y estreñimiento.
  • Efectos sobre el aparato reproductor: impotencia.
Entre las contraindicaciones asociadas al enalapril está la hipersensibilidad al medicamento o tener antecedentes de angioedema, tanto si es hereditario como idiopático. No se debe utilizar junto con diuréticos ahorradores de potasio ya que existe el riesgo de provocar hipercaliemia.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.