Se acaba el periodo de inscripción y tras la verificaciones técnicas, los pilotos dejan sus coches en el parque cerrado hasta el día siguiente cuando piloto y copiloto darán las vueltas clasificatorias que servirán para definir el listado definitivo con los participantes de la carrera. Herramientas listas y recambios preparados, así como los neumáticos para diferentes superficies. Ésta podría ser la crónica de un fin de semana cualquiera de rally sino fuera porque en éste, cuando acaba la carrera, el piloto coge el coche y se lo lleva a casa guardadito en un pequeño maletín.

Esto es lo que pudieron ver los que asistieron el pasado fin de semana al XV Rally Slot Castellbisbal (Barcelona), uno de los campeonatos con más tradición y seguidores del slot. Del 25 al 27 de noviembre alrededor de 200 aficionados a las carreras de coches en miniatura disfrutaron de un gran fin de semana de competición.

Circuitos en miniatura

El casal, La sastrería, Costa daurada, Kalahari, La Tuca, Underconstruction y Està complicat. Estos son los nombres de las siete pistas donde compitieron este año los participantes del campeonato. En esta edición, las inscripciones infantiles sumaron cerca de cincuenta y las adultas alrededor de ciento cincuenta. Todos ellos, pasaron por los siete tramos poniendo a prueba su habilidad en el pilotaje y su capacidad para soportar la presión y aguantar los nervios.

En un campeonato de slot, tan importante es contar con un buen coche y hacerle una perfecta puesta a punto, como que las pistas tengan un nivel mínimo de calidad. Del mismo modo que en los circuitos reales el trazado es determinante para disfrutar de una buena carrera, aquí las pistas se diseñan siguiendo los mismos criterios que se aplican en las carreras de automovilismo.

"Estas pistas, -explica Francesc Rauet, Presidente de Esport Motor Castellbisbal- son como las Fallas de Valencia. Nos pasamos semanas preparando la pista en nuestra casa, dedicándole las horas libres del fin de semana junto con amigos y familia, pero en cuanto termina el campeonato, se va todo a la basura".

Los pilotos se encuentran con todo tipo de condiciones para la conducción. En cuestión de minutos, los coches pasan de subir la serpenteante y empinada carretera que sube la estación de esquí, La Tuca, a intentar controlar los inevitables derrapes del coche por culpa del polvo y la arena en la pista de Kalahari. Entre pista y pista, cambio de neumáticos, limpiar bien el coche, montar, desmontar y nuevos ajustes para adaptarse al circuito siguiente.

Un año más la pasión que Castellbisbal siente por el slot quedó patente. Organizadores, participantes y público pudieron disfrutar de 48 horas de slot, es decir, de pasión por la velocidad y los coches.

Clasificación final

  • Grupo N

Oriol Duran

Toni Castro

Aleix Rauet

  • Grupo A

Guillem Bas

Aleix Mateu

Jordi Ribas

  • Clásicos x2
Lluis Pupinet

Guillem Bas

Aleix Rauet

  • Clásicos 4x4

Joan Pastalle

Toni Castro

Albert Rauet

  • Infantil (Grupo N)
Alex Rauet

Pau Rojas

Oscar Serrano

  • Iniciación (Grupo N)
Aïna Bas

Pol Bas

Gerard Carbó

Universo Slot

Éste es un mundo en miniatura que en la actualidad mueve a miles de aficionados al modelismo de coches y apasionados por la velocidad y la competición. El slot tiene su origen en 1912, año en que se tiene constancia de la existencia del primer coche de juguete fabricado a escala por la empresa Lionel, ubicada en Estados Unidos. Desde entonces, los coches de slot han pasado por innumerables modificaciones y mejoras tanto en diseño como en mecánica, hasta llegar a los modelos actuales, auténticas réplicas de los coches reales.

En España, la afición slot dio sus primeros pasos de la mano de la empresa Exin cuando en 1962 adquirió los derechos para la fabricación y venta de Scalextric. La magnitud del éxito de la famosa firma de modelismo es tal que, este pasatiempo se conoce más por Scalextric que bajo la denominación de slot (ranura, en inglés, haciendo referencia al raíl por el que circula el coche).

En la actualidad, existe todo un mundo que gira entorno al slot, donde multitud de asociaciones y clubes se dedican al coleccionismo y a la organización y participación en campeonatos de velocidad, rallies, raid, etc.