En los últimos años asistimos a la recuperación de una escritora poco reconocida en España a pesar de haber sido la introductora del naturalismo en el país.

Precursora del feminismo

Sin embargo, este renacimiento un poco tardío de Pardo Bazán no viene dado tanto por su faceta literaria como por ser una de las precursoras del feminismo en España.

Han sido precisamente los colectivos feministas los que han reivindicado su figura y la han rescatado del olvido. Fue la primera mujer en ocupar un cargo importante en la Universidad española, y fue además una de las primeras mujeres corresponsales en el extranjero.

Familia acomodada

Emilia Pardo Bazán nació en 1851 en La Coruña, en el seno de una familia acomodada. Tiene la oportunidad de estudiar en una época en la que las mujeres de su condición se limitaban aprender los saberes propios de su sexo.

Hija única, sus padres estimulan desde muy joven su curiosidad y su pasión por la lectura. Su afán por aprender, y una férrea autodisciplina le permitieron convertirse en una mujer culta, y en una experta en diversas materias.

Publica su primer cuento con 15 años

Con sólo nueve años escribe sus primeros versos, y a los 15 publica su primer cuento Un matrimonio del siglo XIX, el primero de los casi 600 que publicó a lo largo de su vida.

Su padre, militante del partido liberal progresista, debe pasar largas temporadas en Madrid, por lo que Emilia completa su formación en el colegio francés de la capital.

Matrimonio a los 16 con José Quiroga

En 1868, con tan sólo 16 años, contrae matrimonio con José Quiroga, con el que tendrá tres hijos y del que terminará separándose. Esta decisión, poco común en la época, le granjeó las críticas de sus paisanos.

Amante de Galdós

Al poco tiempo, Emilia Pardo Bazán, se convertirá en amante de Benito Pérez Galdós, unas cartas publicadas en 1975, confirman esta la relación, que pudo durar varios años.

En 1873, la familia emprende un largo viaje por Europa, Pardo Bazán descubre entonces nuevas culturas y se convierte en una apasionada de los idiomas, que aprende de forma autodidacta.

Condesa de Pardo Barzán

En 1890 heredará de sus padres el título de condesa de Pardo Bazán.

Periodista

Criticada por unos y admirada por otros, doña Emilia fue una mujer prolífica. Su faceta como periodista comenzó en 1876, desde entonces y hasta su muerte no dejó de publicar en diferentes medios.

Viajera infatigable y políglota, fue una de las primeras mujeres corresponsales, informando desde Roma y París.

Defensa de la mujer

En 1891, fundó la revista Nuevo Teatro Crítico. Desde esta plataforma, escrita por ella en su totalidad, comenzó la publicación de artículos denunciando el machismo imperante en la época.

Pardo Bazán es junto a Concepción Arenal, una de las principales representantes del feminismo en la España del XIX. Fue una gran luchadora por los derechos de las mujeres.

Críticas a la educación de las mujeres

Sus denuncias ante la educación que recibían las mujeres eran constantes: "Hemos convenido en que las señoritas no sirven para cosa alguna. Quédense en la casa paterna, criando moho, y erigidas en convento de monjas sin vocación."

Esta cita, perteneciente al artículo La mujer española, publicado en La España moderna (1890), da buena fe de sus opiniones al respecto.

Defensa de la educación

Ella, por el contrario, apoya la educación de las mujeres como medio para lograr mejorar su posición en la sociedad, asegurando que la instrucción de la mujer española puede contribuir al desarrollo del país.

Algunos de sus primeros artículos de corte feminista se publicaron en la revista londinense Fortnightly Review.

Biblioteca de la Mujer

En 1892 decide fundar la Biblioteca de la Mujer, una colección de obras clave del feminismo.

Catedrática de Literatura

Emilia Pardo Bazán fue la primera presidenta de la sección literaria del Ateneo de Madrid y la primera mujer en ocupar una cátedra de literatura en la Universidad Central de Madrid.

600 cuentos publicados

Entre sus novelas más conocidas destacan Los Pazos de Ulloa (1886) y La madre naturaleza (1887). Aparte de de sus numerosos artículos periodísticos y de sus ensayos, escribió cerca de 600 cuentos, convirtiéndose hasta el momento en la más prolífica autora de cuentos de la literatura española.

Introductora del naturalismo

A todo ello hay que sumarle la introducción del naturalismo en España, una de sus principales contribuciones. La publicación de su obra, La cuestión palpitante (1883), en la que explica su visión del naturalismo provocó un gran escándalo.

Intentó en varias ocasiones acceder a la Real Academia de la Lengua, pero nunca lo logró. Atribuía este hecho a su condición de mujer, y no a una falta de capacidades.

Emilia Pardo Bazán murió en Madrid en 1921.