Las selecciones de fútbol de Bolivia y Argentina juegan por una fecha de las eliminatorias para el mundial de Brasil 2014 el martes 26 de marzo próximo en la altura de La Paz. Argentina probará entrenarse desde hoy de una manera diferente para contrarrestar los efectos de la falta de oxígeno en una burbuja insuflada con aire, que simula las condiciones de la altura andina.

Nunca fue fácil para ningún equipo jugar en la capital de Bolivia y Argentina no es la excepción. La Paz está a 3.650 metros sobre el nivel del mar y hay que estar acostumbrado a vivir a esa altura para no padecer los efectos de la menor cantidad de oxígeno.

El último partido que jugaron Bolivia y Argentina - para las eliminatorias del Mundial de Alemania 2010 - tiene un especial sabor amargo porque la selección local derrotó a los rioplatenses por 6 a 1, sosteniendo un ritmo de juego todo el partido, mientras que sus rivales ya al final del primer tiempo estaban "sin aire". El técnico argentino de ese momento, Diego Maradona, no pudo decir nada sobre el efecto de la altura, porque ya había defendido esa prerrogativa boliviana, cuando la FIFA quiso desautorizar la sede paceña, por sus eventuales efectos negativos sobre la salud de los deportistas.

Argentina usará una cámara hiperbárica

En otras oportunidades el seleccionado albiceleste había intentado diversos métodos para contrarrestar los efectos de la altura: en una oportunidad fue a aclimatarse durante 30 días en la altura de la puna argentina, en La Quiaca, provincia de Jujuy, las más de la veces se optó por llegar sobre la hora del partido para que se sienta ese temido efecto lo menos posible. Pero los resultados esporádicamente fueron positivos.

Esta vez se pretende simular las condiciones de la altura de montaña en el propio complejo que la selección argentina tiene cerca de Buenos Aires, en Ezeiza.

Para esto ya se instaló una cámara hiperbárica, un lugar hermético con forma de burbuja, con paredes de plástico y con una altura de dos metros, al que se le insufla aire casi totalmente puro. Estas condiciones generan una situación muy parecida a la que los jugadores tendrán en los 3.650 metros de La Paz, porque son las que facilitan una mayor producción de glóbulos rojos, lo que regenera la fatiga muscular.

La Cámara hiperbárica en el deporte

No es la primera vez que utiliza en el deporte una cámara hiperbárica. Dicen que muchos deportistas la usan como una de sus armas secretas para lograr un rendimiento mejor. Esto es porque la cámara permite mejorar varios aspectos físicos que se potencian en el exigente nivel de competición profesional al que están sometidos.

Por ejemplo se dice que Novak Djokovic es uno de los que usaría una cámara hiperbárica y ahi está subido al primer lugar del podio del tenis mundial. Otro tenista que seguro usó el sistema es Rafael Nadal: en la final de la Copa Davis con Argentina en 2011 en Sevilla, se regeneró para contrarrestar los efectos de la fatiga que traía por la temporada.

Otros efectos de la cámara hiperbárica

Son varios los beneficios adicionales del tratamiento de oxigenación en la cámara hiperbárica:

Para contrarrestar la altura en el fútbol, concentración y una buena estrategia

Se podrán probar muchos métodos pero en fútbol, para obtener resultados, nada como estar concentrados desde el comienzo hasta el final del partido.

Si se presentan dificultades físicas por la altura, se deben contrarrestar con una estrategia adecuada que implique el menor desgaste físico posible, tal vez con un mediocampo más cargado de jugadores que lo habitual e intentando tener la posesión de la pelota lo más posible, de modo tal de evitar estar corriendo siempre para sacarsela al rival que tiene más aire.

Las veces que se aplicaron estas simples consignas los equipos visitantes se llevaron resultados positivos de Bolivia.

Fuente: canchallena