Existen áreas de la piel que son un poco más delicadas y propensas a desarrollar afecciones y dejar secuelas. Los glúteos están cubiertos la mayoría del tiempo, por lo que la piel de los mismos es más delicada y tiende a desarrollar granos y manchas también.

Es muy molesto observar aquellas erupciones rojas y a veces dolorosas en el área de los glúteos, sobre todo para las mujeres, que son más vanidosas y les gusta lucir siempre una piel radiante.

Sin embargo en la mayoría de los casos estas afecciones en la piel de los glúteos se producen por descuido de las persona, por el roce entre las prendas de vestir y la piel y por llevar una alimentación desordenada, aunque también existen otras causas más complejas, que deben ser tratadas por especialistas.

Sin embargo en la mayoría de los casos, esos granos pueden ser eliminados con un poco de dedicación, unos cuantos productos y humectación de la piel de los glúteos.

Exfoliar la piel

Es un paso importante la exfoliación periódica de la piel de los glúteos. Para ello se necesita adquirir gránulos y un guante de crin.

Después de que la persona se ha duchado, debe hacer una pasta con los gránulos y un poquito de agua, colocar la mezcla sobre los glúteos y con el guante de crin masajear suavemente y de forma circular, aproximadamente 3 minutos. Cabe destacar que estos masajes son suaves, porque la piel podría irritarse si se lo hace con dureza.

Después de terminar el masaje, se debe enjuagar el área con agua tibia, secar suavemente con una toalla y agregar un poco de aceite de coco en el área para humectarla.

Esto ayuda a eliminar las bacterias, la grasa, la suciedad y a remover células muertas que quedan en la piel.

Si no se poseen gránulos, se puede hacer una mezcla casera con azúcar de grano fino y unas gotas de limón hasta formar una pasta. Se debe seguir el mismo proceso con el guante de crin.

Usar cremas

A veces la sola exfoliación puede no servir de mucho y los granos no desaparecen, puesto que hay acumulación de bacterias en el área, sin embargo el guante de crin es exclusivamente para eliminar las bacterias, pero de todas maneras es bueno conseguir una crema bactericida, y colocarla sobre las áreas afectadas todos los días. Habrá una notoria reducción de las erupciones en la piel.

Esta crema ayuda a eliminar las infecciones en la superficie de la piel y por ende a reducir la inflamación y enrojecimiento producidos.

Cambiar la ropa interior

Hay telas que contribuyen a la proliferación de bacterias en la zona y por ende aparecen esos feos y molestos granitos. Se recomienda utilizar ropa interior hecha de algodón, ya que es uno de los mejores materiales para prendas de vestir; también hay que procurar que estas prendas no estén tan ajustadas, para que la piel no esté presionada constantemente.

Mejorar la alimentación

A veces un organismo sucio trata de expulsar las toxinas mediante la aparición de granos y espinillas rojas. Los lugares más propensos a que aparezcan son el rostro, pecho, espalda y glúteos.

La persona debe cambiar un poco sus hábitos alimenticios, eliminando el exceso de grasas, evitando las frituras principalmente y las grasas saturadas.

Los postres y helados cremosos deben ser disminuidos, pero no eliminados por completo.

Se aconseja tomar un purgante potente, para que limpie el organismo y mediante las heces se elimine el exceso de toxinas en el cuerpo.