El paisaje agrario, además de quedar definido por los factores que lo configuran, también queda definido por unos elementos que determinan su estructura, que son las parcelas, el régimen de propiedad, el sistema de explotación, los tipos de cultivo, los sistemas de cultivo y el hábitat rural.

Las parcelas

La parcela es la división elemental del espacio agrario, es la unidad técnica de cultivo y queda definida por su forma, por su grado de concentración y por sus límites.

El régimen de propiedad

Las parcelas pueden tener un propietario individual, y hablaríamos entonces de propiedad privada, o pueden pertenecer a un grupo de personas, y hablaríamos entonces de propiedad comunal.

Los sistemas de explotación

El régimen de explotación es la unidad de producción agraria que es utilizada por una empresa o persona independientemente de quién sea el propietario de la parcela. La parcela puede ser explotada de manera directa o indirecta.

  • El sistema de explotación directo se produce cuando el titular y el propietario de una explotación agraria son la misma persona, es decir, cuando la tierra es explotada por su propietario.
  • El sistema de explotación indirecto es aquel en el que el titular y el propietario de la explotación no son la misma persona, es decir, cuando la tierra no es explotada por su propietario.
En un próximo artículo se continuará con la explicación de los elementos que forman parte del espacio agrario.