Para adquirir la mejor encimera es conveniente tener en cuenta el uso y los hábitos de quien vaya a utilizarla, el precio que se estaría dispuesto a pagar, además del espacio disponible. Teniendo en cuenta estas consideraciones, conocer las características de las placas vitrocerámicas y de inducción, resulta de gran ayuda para comprar la cocina más adecuada.

Funcionamiento de una cocina vitrocerámica

Las placas vitrocerámicas incorporan una resistencia eléctrica, que al alcanzar su máxima potencia, calientan el cristal cerámico situado justo encima, y éste traslada dicho calor al recipiente. Cuando el sistema se apaga y deja de recibir electricidad, continúa desprendiendo un calor residual, calentando durante unos minutos más el recipiente en cuestión.

Ventajas de las placas vitrocerámicas

Para obtener el máximo rendimiento a una vitrocerámica, el menaje del hogar debe tener una base plana, así tardan menos en calentarse, y hay menos pérdida de calor:

  • Comodidad de limpieza: utilizar siempre un limpiador indicado para vitrocerámicas.
  • Fáciles de mantener: observando algunas precauciones, como no verter azúcar sobre la placa, cuando todavía está caliente.
  • Seguras: se apagan automáticamente, porque cuentan con un sistema que controla el calor, muy útil en caso de descuido.

Modelos de encimeras vitrocerámicas

Cuentan con varios tipos de tecnología:

  • Placas de inducción: las más modernas y últimas en salir al mercado. Funcionan con ondas magnéticas.
  • Placas radiantes: las ventas de estas cocinas han disminuido considerablemente. Utilizan resistencias radiantes, compuestas de una aleación metálica.
  • Placas Hi-light: han sustituido a las radiantes, y en la actualidad son las más habituales en los hogares.
  • Placas halógenas: funcionan con focos halógenos y gastan mucha energía. No son muy comunes y tienen un precio elevado.
  • Placas vitrocerámicas de gas: utilizan gas como combustible y tienen un coste elevado.

Modelos y precios de las placas vitrocerámicas tipo Hi-light

También denominadas placas rápidas, más comunes en la mayoría de hogares que el resto de modelos. Muchas tienen mandos táctiles sobre la misma encimera, y cuentan con opciones tan útiles como el bloqueo automático de todos los focos, o temporizadores individuales, para apagar el fuego en un tiempo predeterminado. No cabe duda que la comodidad a la hora de cocinar, es un valor añadido a la hora de decidir la compra de una de estas encimeras.

Los precios de estas encimeras oscilan entre los 170 y 680 euros, según marcas y funciones disponibles.

Características y funcionamiento de las placas de inducción

Como ya se ha visto, estas encimeras están incluidas dentro de la clasificación de vitrocerámicas, ya que también utilizan un tipo de vidrio cerámico con alta resistencia al peso y a los golpes.

  • Utilizan ondas magnéticas, y no resistencias metálicas. Una bobina crea un campo magnético, que atraviesa el cristal y calienta directamente la olla o sartén.
  • Cuando se enciende el foco, producen el calor de forma instantánea, y no es necesario esperar un tiempo a que alcance su máxima potencia, como en el caso de las vitrocerámicas Hi-light.
Por sus mejores prestaciones, y su relación calidad-precio, estas cocinas están destinadas a sustituir progresivamente a las placas Hi-light, en las preferencias de los consumidores.

Ventajas de las placas de inducción

Comprar éste tipo de encimeras reporta una serie de beneficios:

  1. Menor consumo de energía (hasta un 30% en algunos casos): Las cocinas de inducción se encienden instantáneamente, reduciendo el tiempo de cocción y cocinado.
  2. Mayor seguridad. No producen quemaduras, (muy útiles cuando hay niños cerca), ya que utilizan magnetismo para calentar directamente el recipiente, traspasando de esta forma el cristal vitrocerámico.
  3. Fáciles de limpiar, ya que la superficie de la encimera no se calienta y permanece fría.

Desventajas de las vitrocerámicas con placas de inducción

Estas encimeras no sirven para utilizar cualquier menaje, sino que requieren de uno específico con un imán en su base, que se calentará como resultado de las ondas magnéticas emanadas de la placa. Por otro lado, las ollas, sartenes y demás utensilios de cocina, deben tener un fondo totalmente plano, grueso y liso.

Precios de las cocinas con placas de inducción

Dependiendo de las marcas y funciones disponibles, el coste de estas encimeras abarca una horquilla entre 350 y 950 euros, mayor que las vitrocerámicas Hi-light, ya que se trata de una tecnología de reciente salida al mercado. No obstante, el precio de estas encimeras se irá reduciendo, conforme aumente su demanda por los consumidores.