A finales de los años noventa comenzaron a surgir diferentes bandas que cansadas de los beats house y electrónicos, recuperaron los sonidos robóticos de Kraftwerk, New Order y Depeche Mode, en conjunto con la estética glam de los años setenta y ochenta y la influencia esteticista del film Liquid Sky (1982) del director Slava Tsukerman; para dicha película los músicos Brenda Hutchinson y Clive Smith compusieron la música utilizando el primer sintetizador que se llamaba Fairlight CMI.

Así nacieron una serie de Dj's y bandas con un estilo diferente que no fue sino hasta el 2001 que obtuvo su nombre. El género fue bautizado por el promotor musical Larry Tee, quien organizó un festival llamado Electroclash Festival en la ciudad de Nueva York, aunque también organizaba sesiones en su Club Luxx en Brooklyn y en otros lugares como el Club Badd o el Berliniansburg

El músico Warren Fischer y el artista Casey Spooner formaron el grupo Fischerspooner y fueron ellos los primeros en llamar la atención en los medios de comunicación, aunque muchas bandas más ya hacían de las suyas en la escena musical que no buscaba su auditorio en bares, sino en galerías y en calles, donde incluían actos performáticos, creando una atmósfera multidisciplinaria a la manera de The Factory de Andy Warhol, ya que había una carencia de nuevos espacios y fenómenos artísticos alternativos.

El Synth-core, Disco Nouveau, Nu-Electro, Technotrash, New Wave, Synth-Pop y el Punk, son los sonidos que se fusionan para dar paso a un género que muchos piensan que es una moda pasajera y otros señalan que son los sonidos futuristas y visionarios tipo Björk o David Bowie. Miss Kittin, Le Tigre, Justice, Tiga, Felix Da Housecat, Peaches, Chicks On Speed, Ladytron, The Ting Tings,Robots In Disguise y Scissor Sisters, entre muchas otras bandas, han recurrido a la magia de los sintetizadores análogos que se utilizaban en los años ochenta, junto con maquillaje exagerado y la inclusión de obras artísticas.

Un grupo curioso que pertenece a este género, es la banda alemana Stereo Total (Fracoise Cactus y Brezel Göring), cuyo estilo retro se ajusta a diversos estilos musicales para crear covers de canciones de artistas como David Bowie, Pizzicato Five y Salt n' Peppa. Su universo musical está coloreado por una variedad multifacética de estilos musicales, pero todos o casi todos están relacionados con el Electroclash, al igual que la banda francesa Vive La Fête.

Las bandas electroclashies se distinguen por letras un tanto agresivas, sexo explícito y un tanto vulgar. Es una expresión post-feminista que hace del glamour, el fashion y del lujo, un estilo de vida divertido y con excesos.

Principalmente sobresalen las voces femeninas, teniendo como excelentes ejemplos a Kid A, Little Boots, Lesbians On Ecstasy, Client y Goldfrapp: Alison Goldfrapp y Will Gregory, quienes nacieron en el año de 1999, aunque desde 1995, Alison ya había colaborado con Tricky para su álbum debut Maxinquaye y con otros grupos como Orbital. Sexy, seductora, ambientes sonoros electrónicos y cabaretescos, son el sello principal de esta dupla británica.

El género Electroclash es un estilo bailable, divertido, con la fuerza y agresividad del Punk, la vitalidad de la música electrónica y la dulzura del Synth-pop, que se rehúsa a aceptar las tendencias House que tocan en los clubes, pues para ellos es una actitud fría y estéril que sólo ambientaliza, más no produce emociones en la juventud que los escucha.

Se dice que el Electroclash es una tendencia para los hipsters que viven de lo novedoso y vanguardista, pero es interesante el hecho de que varios de los grupos están conformados por gente que se dedica a las artes visuales como Chicks On Speed, Le Tigre y Lesbians On Ecstasy, creando así una especie de Happenings, aunque esto no ha evitado la crítica a la postura de estos artistas que experimentan en el escenario, pues se ha dicho que abusan de la superficialidad y los estandartes del género femenino, pues la moda y la creación de personajes excéntricos son una exageración mal vista por la crítica seria, pero hay algo muy cierto, cada vez hay más grupos ya consolidados que retoman los tintes de esta expresión ochentera para crear nuevos ritmos, como los Yeah Yeah,Yeah's, Yelle y Santogold. Y si el Electroclash es una mera tendencia pasajera, pues a gozar de esta antes de que termine arrumbada como muchos otros géneros.