'Salir del clóset' como una persona homosexual hoy en día no es lo mismo que salir y hablar de desear un cambio de sexo, ya que a pesar del desarrollo social, la evolución y las últimas desmitificaciones referentes a la sexualidad, el transgenerismo o transexualismo sigue siendo un tema tabú en algunos países latinoamericanos.

Transgenerismo y transexualismo

El transgenerismo es la inconformidad con el sexo biológico, es decir no hay una armonía entre los genitales y lo psicológico. Una mujer que a pesar de tener todo su aparato reproductor y genitales femeninos, se siente identificada con el sexo masculino. Según el Manual de Diagnóstico Y Estadístico de los trastornos mentales estar en el lugar de una persona transgenerista es sentir que "una mujer está atrapada en el cuerpo de un hombre y viceversa", se está en el cuerpo equivocado.

Según Yolanda B. Bustos, abogado y escritora del libro Transexualidad, el transgénero es el estado de la identidad de género de uno mismo (autoidentificación como hombre, mujer, ambos o ninguno) que no corresponde con el "género asignado" genéticamente. La persona pasa de ser transgenerista a transexual cuando deja de aceptar el rol del sexo con el que se identifica y pasa a formar del sexo con el que identifica, es decir, se somete a la transformación de género a través de cirugías y/o tratamientos.

¿El transgenerismo es un fenómeno físico o psicológico?

El Informe de Diversidad afectivo-sexual de la formación de docentes realizado en Málaga-España afirma que "No hay pruebas científicas de las causas de la transexualidad. Sin embargo, muchas teorías proponen que su causa tiene origen en la biología. Por eso, los profesionales de la salud cada vez más ven la transexualidad no como un asunto psicológico, sino como una cuestión física".

Según Inés Valencia Salazar, psicóloga del centro médico Imbanaco de la ciudad de Cali "el transgenerismo se debe a una suma de factores psicológicos y biológicos que genera ese tipo de inconformidades respecto de su sexo o género".

Cambio de sexo

El cambio de sexo es la opción más radical que puede tomar un transexual, ya que por medio de un proceso quirúrgico se hace la transformación física de sexo. En la mujer es la construcción de un pene a través del corte y modificación de sus labios vaginales; en el hombre se trata de la creación de una cavidad que asemeje la vagina.

Este tipo de cirugías no se realizan abiertamente como una estética de rutina tipo liposucción o colocación de implantes mamarios, el paciente que desee un cambio de sexo debe pasar primero por una serie de pruebas psicológicas que determinen que de verdad está consciente y desea ese cambio, después de ello, debe superar las pruebas físicas que garanticen que es apto para una cirugía y cuál es el procedimiento que le conviene.

El siguiente paso es someterse a una serie de tratamientos con hormonas masculinas o femeninas según el sexo que desee tener, si no lo ha hecho previamente, ya que por lo general la persona que opta por la cirugía es porque ya ha pasado un proceso de 'transformación' gracias a las hormonas.

No es cuestión de inclinación sexual

La persona transexual o transgenerista no es necesariamente homosexual, se trata de un factor físico y psicológico que afecta su existencia y diario vivir simplemente por estar atrapado en un cuerpo con sexo contrario al que siente que realmente es. Es una decisión que se toma en busca de la felicidad como ser humano y pareja. Quien decide tomar ese camino debe estar seguro que eso mejorará su vida.