El tomate, un alimento excepcional

El tomate es un alimento que ofrece enormes posibilidades culinarias en la cocina, ya que puede utilizarse crudo, cocido, frito o asado. Tanto en la cocina mediterránea como en la internacional, el tomate es un ingrediente clave presente en un alto porcentaje de las recetas, muchas veces ejerciendo como elemento principal y la mayor parte acompañando a otros alimentos, ya que el tomate tiene la virtud de enriquecer los platos con su sabor, color, aroma y muy beneficiosas propiedades para el ser humano, ya que el tomate es fuente muy importante de vitaminas A, B1, B3, B6, C y K , y alto contenido en licopeno, un potente antioxidante muy beneficioso para combatir la acción de los radicales libres.

Utilizar el tomate como un condimento

Diferentes empresas dedicadas a la elaboración de productos derivados del tomate comercializan tomate en polvo, obtenido por diferentes métodos industriales de deshidratación y molienda. Este tomate en polvo conserva casi todas las propiedades del tomate y además es un producto concentrado de este alimento. El tomate en polvo permite su utilización a modo de condimento, pudiendo potenciar el sabor de una salsa, y actuar como colorante para dar un buen aspecto a cualquier preparado. El uso del tomate en polvo cada día esta más extendido y es más habitual en las cocinas profesionales, ya que este tipo de tomate se realiza con tomates maduros y de temporada, momento en el que los tomates tienen el mejor sabor, punto optimo de maduración y máximo nivel de aroma. Las posibilidades culinarias del tomate usado para condimentar son inmensas, permitiendo obtener magníficos resultados de una manera cómoda, rápida y accesible en cualquier momento.

Fabricación artesanal del tomate en polvo

La fabricación artesanal de condimento de tomate está al alcance de cualquier persona, especialmente para aquellas que disponen de su propio huerto y han obtenido una buena cosecha, siendo la fabricación de condimento de tomate una buena manera de gestionar los excedentes. Aunque también hay personas que compran el tomate aprovechando los bajos precios en plena temporada, y realizan ellos mismos la fabricación con objeto de obtener un producto a su gusto, personalizado por la adición de especias en el proceso, con el fin de obtener el sabor y aroma buscado.

Instrucciones para la fabricación artesanal de condimento de tomate

La fabricación de condimento de tomate artesanal se realiza mediante un proceso lento con el fin de que no pierda sus propiedades nutricionales.

El proceso debe comenzarse en un día soleado y con cielo despejado, con el objeto de que el primer día el tomate se deshidrate hasta un 65%, evitando la aparición de mohos durante la noche.

1.- Colocar expuestos al sol los tomates cortados a la mitad con la piel hacia abajo para evitar la pérdida del jugo, ya que debe evaporarse solo el agua.

2.- Espolvorear sal gorda por encima y si se desea alguna especia aromatizante.

3.- Cubrir con una tela de mosquitera para evitar los insectos.

4.- Durante el proceso el tomate debe perder entre un 90 y 95% de su peso. El tiempo de deshidratación ideal es de siete días, aunque este depende de las condiciones donde se realice el secado. En zonas húmedas el secado entraña mayores problemas, debiéndose guardar los tomates a cubierto durante la noche.

5.- Una vez deshidratado el tomate solo queda molerlo y almacenarlo en un lugar seco y evitando los rayos solares.