Hace alrededor de 5.000 años, se iniciaron en Oriente los principios del Tao, como técnicas de reencuentro y unión con la Naturaleza. Hoy en día, aún perviven y nos son trasladados por autores como el del presente libro, “El tao de la salud, el sexo y la larga vida”, Daniel Reid.

El Tao, que podríamos traducir como “el Gran Camino”, estaba considerado por los antiguos sabios chinos como la fuerza primigenia, la fuente universal que todo lo abarca, y que enseña cómo llevar una vida plena y dichosa. La cultura tradicional china evolucionó al amparo del Tao, hasta convertirse en la más antigua y sabia, conocida en nuestros días.

Algo más que una filosofía, una forma de vivir, el Tao solo puede conocerse practicándolo. Llamado también “El Camino de la Naturaleza”, da las pautas para limpiar y mantener el cuerpo de forma saludable y natural.

Tao, desde el comienzo

En esta introducción a las principales prácticas taoístas, Daniel Reid explica de forma sencilla y comprensible como sacar partido de la milenaria sabiduría oriental, cuyos principios están siendo reconocidos y vueltos a utilizar por médicos, terapeutas de diversa índole, e incluso admitidos desde la física.

Centrándose en tres vertientes básicas de la vida humana, y que despiertan gran interés, como son la sexualidad, la salud y la larga vida, el libro nos revela la información transmitida en papiros y antiquísimos textos, para empezar a poner en práctica esta misteriosa y singular sabiduría natural.

Documentado también en la ciencia moderna occidental, el contenido de este libro da un enfoque actual a la práctica del taoísmo y conduce de la mano al lector a sus principios, para comprender los cómo y porqués de sus técnicas. En sus más de 400 páginas, comienza explicando la historia del Tao, su desarrollo y su apogeo. Detalla los beneficios para la salud y el espíritu que representa, y nos inicia en las prácticas para cada uno de los apartados de los que se ocupa.

Salud y tao

Según la medicina tradicional china, cada órgano del cuerpo humano está relacionado íntimamente con aspectos del espíritu. Así de sanos estén dichos órganos, así repercutirán en la salud de nuestro espíritu, o de nuestra mente, como prefieren pensar los modernos científicos y psicólogos. Lo curioso para el profano de estas teorías, es que se han comprobado como ciertas: la salud del organismo repercute en la salud mental del individuo.

El cuidado de las dietas se vuelve fundamental para el tao. Los alimentos, su calidad y sus cualidades, tanto medicinales como nutricionales, son el transmisor del bienestar para nuestro cuerpo. A través de diversas técnicas, este libro nos explica ese valor de la nutrición, y ofrece dietas, información sobre distintos alimentos e infusiones habituales, y contrastados efectos en la salud, así como la forma en que las enfermedades pueden ser aliviadas o corregidas, por medio de la acupuntura, el control de la respiración, el yoga o los masajes, entre otras prácticas consideradas no solo curativas, sino determinantes para una saludable longevidad.

Sexo milenario

A través de leyendas y cortos relatos, el autor recopila lo que el Tao recomienda para una también saludable vida sexual. Con divertidos ejemplos e ilustraciones, relata la historia y el pensamiento chino ancestral sobre este aspecto fundamental de la vida adulta.

Analizando desde a los más tradicionales filósofos del Tao hasta los comportamientos sexuales más habituales de nuestra civilización actual, se crea una comparativa para despertar la reflexión, sin tabús y de forma distendida, haciendo hincapié en la salud y el bienestar, principalmente.

El Camino del ying y el yang

El Ying y el Yang, las dos vertientes universales que representan el equilibrio de todas las cosas en la tradición filosófica oriental, y que tan populares son aún en la actualidad, son la base para el taoísmo de la salud y la longevidad.

En este libro se detalla lo que los sabios taoístas llamaron El Camino del Ying y el Yang, o cómo llegar a la plenitud de la salud y a una edad avanzada, manteniéndose con un cuerpo y un espíritu llenos de energía y vitalidad. Este es solo otro capítulo más de este singular paseo por los fundamentos de una de las más antiguas tradiciones de vida.

Es, cuanto menos, un libro curioso que encierra muchos y detallados principios de una forma de vivir ancestral y sabia. Se apliquen o no esos principios, se trata de una lectura interesante y que nos lleva a la reflexión de cómo defendernos de las agresiones ambientales que, como parte de la naturaleza, sufrimos, acercándonos a la naturaleza y a un desarrollo personal inteligente. En él, se cita una no menos antigua máxima taoísta que dice:

Sin el cuerpo, no se puede alcanzar el Tao;

con el cuerpo, nunca se puede llegar a la Verdad.”