La falda, actriz protagonista de las canciones de Joaquín Sabina. En sus romances de bar ha coleccionado más geografía femenina que un atlas; y aclara en un una de sus canciones que “hay caprichos de amor que una dama, no debe tener”.

Sólo se necesita repasar su repertorio de más de 400 canciones para convencerse que le dedica muchos de sus temas al sexo, y los engaños.

Canciones de Sabina sobre mujeres

Apasionado de las prostitutas, los taxistas y los camareros, Joaquín Sabina ha sabido hacerles un espacio a estos personajes en casi todas sus canciones. Aunque algunas que han amenazado con robarle el corazón.

  • No soy un tipo complicado, de delicado paladar. Cualquier mujer es mi mujer, cualquier cuarto de hotel, mi hogar. (Adiós, adiós)
  • Tu pubis es un delta de agua salada, tu falda la más corta de Chamberí, tu risa es una lagrima equivocada, tu cama se inventó para no dormir. (Besos con sal)
  • La más señora de todas las putas, la más puta de todas las señoras. Con ese corazón de cinco estrellas, que hasta el hijo de un dios, una vez que la vio se fue con ella. (Canción para la Magdalena)
  • En mi casa no hay nada prohibido, pero no vayas a enamorarte, con el alba tendrás que marcharte para no volver. (Peor para el sol)
  • Y yo que nunca tuve más religión que un cuerpo de mujer, del cuello de una nube aquella madrugada me colgué. (Medias negras)
  • Queda el pobre consuelo de andar, de cuando en cuando, a aumentar la clientela de una casa de putas, y pagar media hora de amor apresurado. (Carguen, apunten, fuego)
  • Todas te aventajaban en virtud, pero ninguna daba lo que tú. Luego volaste, alguien me contó, que has hecho del amor tu profesión. (Por el tunel)
  • Anda, deja que te desabroche un botón, que se come con piel la manzana prohibida, y tal vez no tengamos más noches. Y tal vez no seas tu, la mujer de mi vida. (Y si amanece por fin)
  • Hay mujeres envueltas en pieles sin cuerpo debajo, hay mujeres en cuyas caderas no se pone el sol, hay mujeres que van al amor como van al trabajo, hay mujeres capaces de hacerme perder la razón. (Hay mujeres)
Joaquin Sabina canta sobre las mentiras

Creo en la mentira como una de las bellas artes. Un caballero tiene que mentir todo el tiempo, sino sería un tipo real. A mi las cosas reales no me importan nada”, contaba Sabina en una entrevista a principios del 2000 en El Rayo.

  • La mentira vale más que la verdad, y la verdad es un castillo de arena. (Ganas de)
  • En historias de dos conviene a veces mentir, ciertos engaños son narcóticos contra el mal de amor. (Mentiras piadosas)
  • La verdad desnuda guarda oculta detrás de la corteza un hueso de cereza de una duda. (El capitán de su calle)
  • Menos piadosas que las del corazón, son las mentiras de la diosa razón. (Es mentira)
  • Mas de cien palabras, más de cien motivos para no cortarse de un tajo las venas. Más de cien pupilas donde vernos vivos, más de cien mentiras que valen la pena. (Más de cien mentiras)
Canciones de amor de Sabina

En fin, mucha vida con mucho amor. En el 2001, el director de cine José Luis García Sánchez dijo:

Me parece que el tono que tiene Joaquín cuando habla de las putas, es un canto de amor(…) de lo que ha vivido”.