El tantra es una filosofía hinduista que se enfoca en la sexualidad humana desde un punto de vista sagrado. Las técnicas, masajes y meditaciones que la componen sirven no solo como una terapia de pareja o individual, sino que su objetivo final es el de elevar la consciencia humana hasta alcanzar la iluminación absoluta. La respiración y los ejercicios Kegel ayudan a solucionar este problema eficazmente.

La eyaculación precoz masculina y sus tratamientos

La eyaculación precoz se da en la mayoría de hombres en algún momento de sus vidas y se cree que afecta a aproximadamente un 30% de ellos. Este problema que afecta física, emocional y psicológicamente a las parejas, sucede cuando no se puede controlar a voluntad el reflejo eyaculatorio en las fases de excitación sexual y se termina el acto sexual de forma temprana.

Algunos hombres incluso no llegan a la penetración ya que antes de hacerlo la excitación los lleva directamente a la eyaculación. Existe un sinnúmero de causas psicológicas y físicas que pueden afectar al eyaculador precoz. Así, se han propagado los medicamentos para solucionar esta disfunción, sin embargo, la medicina recetada resulta con frecuencia tener efectos secundarios importantes y promover la dependencia.

Los tipos de tantra y el yoga tántrico

El sistema tántrico es uno de los caminos para llegar a la realización del ser supremo o de la consciencia absoluta. Su origen es hindú y su conocimiento viene de textos antiquísimos que se basan en el aprendizaje de técnicas, rituales y meditaciones sexuales con el objeto de celebrar un acto divino de unión cósmica, representado por el dios Shiva y la diosa Shakti.

Este camino hacia la realización se subdivide en otros tipos: yoga blanco o Kundalini (el cual no incluye relaciones sexuales), y el yoga rojo, negro y gris (los cuales incluyen la unión sexual). El tantra blanco es sin duda la forma más segura y común para empezar a practicar las técnicas del tratamiento de la eyaculación precoz. Existen actualmente varias escuelas de yoga que enseñan estas técnicas.

Los ejercicios de Kegel y otras técnicas para controlar la eyaculación

También llamados ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo, son técnicas que sirven para el control y el tratamiento de la incontinencia urinaria y de la eyaculación precoz. Para ello, es necesario ejercitar los músculos pélvicos ubicados entre el pubis y el perineo de forma diaria. Para encontrar estos músculos simplemente se recomienda fingir que se detiene el flujo de la orina.

De esa forma, se debe apretar y aflojar estos músculos de forma diaria siguiendo una rutina de repeticiones que se irán extendiendo cada día, hasta que se logre controlar la eyaculación a voluntad. Se puede comenzar con 50 contracciones diarias e incrementarlas poco a poco hasta llegar a las 200. Esto no requiere de mucha dedicación ya que se puede ejercitar mientras uno está sentado, en un autobús, mirando televisión, etc.

Otra técnica importante del tantra consiste en controlar la respiración. La respiración debe ser profunda y rítmica, dejando entrar y salir todo el aire de los pulmones. Cuando se está cerca de tener un orgasmo se debe detener el acto sexual y respirar canalizando la energía hacia arriba y esperar unos segundos, hasta que se sienta que uno puede continuar sin haber eyaculado.

A través de estas y otras técnicas que forman parte de la filosofía tántrica se puede corregir este problema que afecta a un gran porcentaje de la población masculina. La respiración y los ejercicios Kegel son métodos fáciles de realizar y que proporcionan soluciones naturales y seguras. Con disciplina, paciencia y práctica diaria usted podrá producir milagros inesperados y mejorar su salud sexual.