'Señor Raúl', así ha apodado la afición del Schalke 04 a Raúl González Blanco, quien tras tan solo dos temporadas en el equipo alemán, se ha ganado los corazones de sus hinchas con su gran clase y con sus goles.

Despedida

El pasado sábado, el Schalke 04 disputaba su último partido en casa de esta temporada de la Bundesliga, en el estadio Veltins Arena. Allí, Raúl quiso despedirse a lo grande, marcando el último de los cuatro goles que el equipo de Gelsenkirchen le endosó al Hertha de Berlín.

Pero la cosa no quedó así. El Schalke 04 le había preparado al futbolista español una despedida por todo lo alto, como su dorsal número 7 se merecía.

Los 60.000 aficionados que presenciaron el partido no se levantaron de sus asientos cuando este llegó a su final con la goleada de su equipo (4-0). La hinchada del equipo alemán sacó a relucir las banderas españolas y las pancartas para rendirle homenaje al futbolista que, en tan solo dos temporadas como jugador del equipo blanquiazul, conquistó sus corazones.

Las pancartas, en español, rezaban "Gracias, Señor Raúl", "En nuestros corazones te quedarás siempre" o "Raúl, gracias por tus parabienes" y es que la afición del Schalke 04 se rindió fácilmente a ese jugador español al que recibieron como un grande y que pronto los conquistó con su lucha y su entrega.

Además, los aficionados lucieron más de ocho mil camisetas que en los días anteriores se habían vendido en los aledaños del Veltins Arena y en las que se podía leer el número 7 y el lema "Gracias, Raúl".

El acto central del homenaje fue un vídeo que recogía algunos de los grandes momentos del corto paso de Raúl por el equipo de Gelsenkirchen. El jugador, acompañado por sus cinco hijos, no pudo evitar emocionarse al mirar las imágenes en el marcador del estadio y se rindió a que unas lágrimas se le escaparan, mientras se jugueteaba con su hija pequeña, quien permanecía ajena, en los brazos de su padre, al significado de aquel momento.

Después, el presidente del club le entregó a Raúl una elástica enmarcada con el dorsal 7, que quedará fuera de circulación en el Schalke, en muestra de gratitud al delantero.

El español también quiso mostrar su agradecimiento al club y a la afición y es que, en su vuelta al campo, no paraba de repetir "Danke, danke", mientras lanzaba besos a la grada e incluso, se atrevió a hacer la ola junto a sus hijos.

Trayectoria de Raúl en el Schalke 04

Solo durante dos temporadas ha vestido Raúl la elástica blanca y azul del Schalke 04, pero este corto paso le ha servido para convertirse en una leyenda viva del equipo.

El delantero español debutó en el club alemán el 31 de julio de 2010 en un partido ante el Hamburgo.

Desde entonces, Raúl ha marcado para el Schalke, entre todas las competiciones, 19 goles en su primera temporada en el equipo y 21 en esta, en la que se despide de Alemania y, además, ha dado otras tantas asistencias.

A su palmarés se suman también, la Copa de Alemania y la Supercopa de Alemania que consiguió la pasada temporada con el equipo de Gelsenkirchen.