En el primer trimestre tal vez el embarazo no sea tan notorio para los demás aún cuando tú hayas comenzado a sentirlo, pero en el segundo los cambios en ti ya comienzan a ser más notorios para los demás y el bebé se siente con mayor fuerza.

Mes 4 (De 13 a 16 semanas)

El bebé tiene la cabeza grande con respecto al cuerpo. Las pestañas y las cejas crecen. Los dedos ya están formados y el sexo está determinado. En esta etapa ya puede percibir la luz a través de la barriga de la mamá y mide alrededor de 15 cms. Puede pesar entre 150 y 200 gramos.

En la mamá la barriga crece, lo que puede generar dolores de espalda y de vientre. Se pueden comenzar a sentir los movimientos del bebé, semejante a unos gases o aleteos. Los pezones pueden comenzar a segregar calostro, que es un líquido amarillento que deberá ser el primer alimento que reciba el bebé.

Mes 5 (De 17 a 20 semanas)

Comienza aparecer cabello en la cabeza del bebé. Los pulmones continúan desarrollándose y ya respira. Al final de esta etapa mide entre 20 y 25 cms.

La mamá siente con mayor intensidad los movimientos del bebé. Las encías pueden oscurecerse y sangrar con mayor facilidad durante este momento de la gestación. Puede presentarse acidez estomacal y un poco de estreñimiento.

Mes 6 (De 21 a 24 semanas)

El bebé tiene un cabello fino y sus uñas ya son visibles. Sus son claramente percibidos por la mamá y todos sus órganos están ya compuestos. Sin embargo, todavía en esta etapa el bebé no podría ser capaz de vivir fuera del útero. Es capaz de reaccionar ante los ruidos fuertes y percibe el ritmo de la música. Proporcionalmente la cabeza sigue siendo más grande que el resto del cuerpo. En el bebé varón ya el escroto está bien formado y en la hembra la vagina se ahueca. Al final de esta etapa mide entre 30 y 35 cms y pesa alrededor de 600 gramos.

En la mamá pueden empezar a aparecer manchas oscuras llamadas cloasmas, por las cuales algunos recomiendan evitar tomar sol. Además, por el estiramiento de la piel pueden aparecer estrías. Sin embargo, siguiendo algunos consejos desde el inicio del embarazo podrás evitarlas o disminuirlas.