A todo el mundo de pequeño, le han contado el cuento de la princesa en apuros y el príncipe valiente que acudía a su rescate, siendo bastante difícil encontrar, entre los grandes guerreros o sabios de dichos cuentos, nombres femeninos.

Poco a poco, en el mundo de los superhéroes, se fue integrando Wonder Woman y un trío de mujeres habilidosas, conocidas como Los ángeles de Charlie, se unieron a la lucha contra el crimen organizado. Ejemplos sueltos, de la segunda mitad del S.XX, que no consiguieron derrocar el esquema clásico del papel del hombre y de la mujer en las obras de ficción. Aunque, en la actualidad, sorprenda cada vez menos ver una película en la que la agente encargada de un caso o la heroína que se enfrente a todo un comando terrorista para defender a su país, sea mujer.

Los videojuegos, son, quizás, el género de ficción más moderno que existe y por ello, han vivido estos cambios de una forma más acelerada.

Los primeros videojuegos

El primer videojuego de la historia, fue creado en 1958 por William Higinbothan, bajo el nombre de Tennis for Two. Este juego, carecía de personajes humanos, al igual que sus inmediatos sucesores.

En 1980, la empresa Atari, crea Pac-man. Aunque su personaje no es más que una bola amarilla, a la que no se le podría atribuir ningún género, en 1981, la compañía Midway, realizó una copia pirata, a la que llamaron Ms.Pacman, añadiendo rasgos femeninos (labios pintados, lazo...) a su protagonista, por lo cual, podría decirse, que se trata del primer personaje femenino en la historia de los videojuegos.

Primeras princesas y heroínas

A finales de los 80, la empresa Nintendo, comenzó a desarrollar videoconsolas y con ellas, dos de las sagas de videojuegos más populares de la historia: The Legend of Zelda y Super Mario Bros. En ellas, se ve reflejada la típica estructura de cuento de hadas, en la que una inocente princesa es capturada y un hombre debe de rescatarle. Aunque, posteriormente, la princesa Toadsol, la princesa de las aventuras de Mario, se convertiría en un personaje de acción en otras entregas de la saga.

Precisamente, fue también Nintendo, quien crease el primer personaje femenino protagonista en un juego de acción. En 1986, sale a la venta Metroid, en la que la caza recompensas, Samus Aran, única superviviente de la raza humana tras una masacre extraterrestre, regresa al planeta tierra tras ser criada por otra raza alienígena, en busca de venganza.

Lucha callejera

Un año después, la empresa japonesa Capcom, crea Street Fighter, juego en el que un karateka, llamado Ruy, trata de vengar la muerte de su maestro. Este juego, pionero en lo que hoy conocemos como juegos de lucha, tuvo una acogida aceptable. No obstante, en 1991, Capcom, revoluciona el mundo de los videojuegos con Street Fighter II, en el cual, a Ryu, se le añaden una serie de nuevos personajes que buscan derrotar a un malvado villano que pretende conquistar el mundo. Uno de esos personajes es la china Chun-Li, cuyo padre ha sido asesinado por el tirano M.Bison y busca su venganza. Chun-Li, es conocida por ser el primer personaje femenino en un juego de lucha y hoy en día, se ha convertido en todo un símbolo.

Aparece Lara Croft

Otra serie de mujeres, aparecían tímidamente en distintos videojuegos, a veces como protagonistas y otras como personajes recurrentes. Pero, el salto más importante, lo dio Core Desing en 1996, cuando desarrolló el juego Tomb Raider, no sólo porque fue uno de los primeros juegos de acción 3D que arrasó en el mercado, si no porque su heroína, Lara Croft, se convirtió en un icono sociológico.

Un héroe no solo se distingue por la fuerza bruta

Pero, no solo en el mundo de los videojuegos violentos, ha habido grandes personajes femeninos. También, en el mundo de las aventuras gráficas, en lo que se premia es el ingenio del jugador. La empresa pionera de este género, Lucas Arts, lanzó, en 1987, Maniac Mansion. En este juego, un científico loco, controlado por un malvado tentáculo mutante, secuestra a la joven Sandy Pantz. Su novio, Dave, decide entrar en la mansión del doctor para rescatarle. El jugador, al principio de la partida, debe seleccionar que dos otros personajes de la pandilla acompañarán a Dave. Entre ellos, hay dos personajes femeninos, Razor y Wendy.

De hecho, este es un género dónde las heroínas están más presentes. En la primera década del S.XXI, la empresa Funcom, desarrolló una serie de aventuras gráficas que alcanzaron muchísimo éxito, entre las que destacan las sagas The Longest Jorney y Syberia, ambas, con personajes femeninos como protagonistas.

¿Las mujeres no practican deporte?

Bien sabido es, que el deporte femenino, es, comúnmente, marginado con respecto al masculino, tanto en medios de difusión, como en patrocinadores. En el mundo de los videojuegos, también encontramos esta discriminación. Aunque en juegos de fútbol, como FIFA 11 (Electronics Arts, 2010) puedes jugar con equipos de distintos países, no existe ningún videojuego de fútbol, en el que puedas seleccionar categorías femeninas. Lo mismo ocurre con otros deportes.

La única excepción, la encontramos en algunos juegos de Tenis, en los que puedes jugar dentro de categorías femeninas, como es el caso de Virtua Tennis 2 (Sega, 2001).

¿Realmente se trata ahora con más respeto a las mujeres en los videojuego?

No obstante, a pesar de haber mencionado aquí muchos avances, el papel de las mujeres en el mundo de los videojuego, no ha cambiado tanto desde que Link o Mario tenían que atravesar tantos peligros para rescatar a sus inocentes princesas.

De hecho, en la actualidad, se debate acerca del sexismo en los videojuegos, ya que, en muchos de ellos, se alega que, las mujeres, se representan como juguetes sexuales. El caso más famoso, es el de Dead Or Alive Xtreme Beach Volley-Ball (Tecmo, 2003) en la que, voluptuosas mujeres, muy ligeras de ropa, juegan al voleibol.