El Real Madrid ha reaccionado a las críticas del Barcelona, resumidas en siete puntos, que el presidente culé, Sandro Rosell ha manifestado este jueves. El club blanco no ha querido hablar a través de mandatario, Florentino Pérez, sino que lo ha hecho a través de un comunicado publicado en su web. El Madrid no ha querido responder en un acto público e incluso ha primado una información sobre Mesut Özil (en la que destaca que es el jugador de campo con más partidos disputados esta temporada) en la página oficial por encima de la nota de contestación.

El comunicado consta de tres partes diferenciadas. En la primera se defiende de las acusaciones de dopaje que realizó la emisora Cope, luego recuerda que es el club del Bernabéu el que ha sido denunciado ante la UEFA por el Barça y finalmente se muestra abierto a mantener una cordial relación entre las directivas para dar ejemplo a “todos los niños del mundo”.

El comunicado íntegro del Madrid

El Real Madrid C.F. lamenta las desafortunadas manifestaciones del presidente del F.C. Barcelona, que entiende son motivadas por la presión que sufre la junta directiva por parte de un determinado y cercano entorno mediático, que reclama una actitud de agresividad hacia nuestro club.

Es incomprensible que en esta declaración el presidente del F.C. Barcelona realice graves y falsas insinuaciones en relación con determinadas noticias sobre el dopaje que nada tienen que ver, ni en su origen ni en su materialización, con el Real Madrid C.F. Noticias que, como todo el mundo sabe, nuestro club desmintió en su día, de manera inmediata y categórica, en el medio en el que tuvieron lugar.

Debemos recordar, además, que fue la junta directiva del F.C. Barcelona, ante la presión mediática antes señalada, la que en un hecho sin precedentes en las relaciones entre clubes, acudió a UEFA para presentar una asombrosa denuncia contra el entrenador del Real Madrid C.F.

Las mejores relaciones con todos

A pesar de este hecho sin precedentes y de estas declaraciones del presidente del F.C. Barcelona, y por el bien del fútbol, el Real Madrid C.F. va a seguir trabajando para mantener las mejores relaciones con el F.C. Barcelona, como lo hace habitualmente con todos los clubes de España y del mundo.

Por último, reiterar una vez más el firme compromiso del Real Madrid C.F. a favor de la deportividad y los valores consustanciales al deporte, especialmente en lo que concierne al juego limpio y a la lucha inequívoca contra el racismo, elementos esenciales del deporte y ejemplo para todos los niños del mundo.

Villa: “Seguro que el presidente hizo lo que mejor sabe, defender a los suyos”

También ha hablado sobre este asunto el delantero azulgrana, David Villa, que ha explicado que “Sandro Rosell hace lo que mejor sabe, defender a su equipo y a los jugadores”. El máximo goleador de la selección española, que recibía el premio al Mejor Deportista Asturiano del Año, ha asegurado que “es algo complicado que se pretenda quitar méritos a los éxitos" del conjunto azulgrana en los últimos años”.

Valdés: “No me preocupa el Madrid”

Por su parte, el guardameta del Barça, Víctor Valdés, no ha querido valorar las declaraciones de ambos clubes ya que "No me preocupa el Madrid, no me preocupa la relación con el Madrid y me preocupa muy poco lo que hayan dicho”. De lo que sí habló el jugador catalán fue del posible incorporación de Cesc Fábregas a la plantilla azulgrana: "La calidad de Cesc y su perfil tipo Xavi e Iniesta serían muy positivos para el equipo, pero no depende de nosotros que venga".

Llegados a este punto, parece que ambos equipos pueden empezar a enfriar un asunto del que ya se ha hablado demasiado. Dentro de dos meses ambos se verán las caras en los dos partidos de la Supercopa de España por lo que el cruce de declaraciones y comunicados solo puede contribuir a que los aficionados tengan más ganas de revancha.