Aprovechando su estratégica situación geográfica, en la confluencia de los rìos Rhin y Mosa, y su magnífica red de conexiones con el continente europeo, el puerto de Rotterdam es el más importante de Europa tanto en movimiento de carga como de navíos.

Historia y evolución del puerto de Rotterdam

La actividad portuaria de Rotterdam se remonta al Siglo XIV. Sin embargo, el acceso al puerto desde el Mar del Norte fue muy dificultoso durante siglos debido a la gran cantidad de canales existentes, que complicaban el tránsito de los navíos por su estuario.

Para mejorar esta conexión, fue construído un gran canal ("Waterweg Nieuwe" - "El nuevo canal"), que conectara los ríos Rhin y Mosa hasta el Mar del Norte, construcción que finalizó en 1872. Desde entonces, se ha ido formando un enorme complejo industrial a ambas orillas de este canal.

Dimensiones y caracterìsticas

Un dato que nos puede dar una idea de las colosales dimensiones del puerto de Rotterdam es que èste se extiende a través de 40 kilòmetros ocupando una superficie de 12.440 hectàreas (incluyendo el nuevo complejo Maaslavkte 2) a lo largo del canal.

El calado (o profundidad) del puerto de Rotterdam es otra de las características que hacen de este un puerto especial: con un calado de 24 metros, es uno de los pocos puertos del planeta en el que pueden atracar los 2 cargueros más grandes y pesados del mundo (el MS Vale Brasil y el MS Berge Stahl, con una quilla que alcanza los 23 metros en ambos casos).

Para que esta profundidad no disminuya y pueda permitir sin problemas la entrada de navíos en el puerto, éste se apoya en las dragadoras, que absorven arena y sedimentos del fondo de la bahía que después son soltados en alta mar. Este proceso se lleva a cabo durante turnos de 24 horas los 365 dìas del año.

Puerta de entrada a Europa

Como ya hemos comentado anteriormente, su excelente situación geogràfica es la principal razón de que Rotterdam haya adquirido desde hace ya muchos años una importancia capital.

Sus magníficas conexiones con el resto del continente, tanto terrestres como fluviales, permiten que la carga que llega a Rotterdam en uno de los miles de navíos que cada año operan en este puerto sea rápidamente distribuída a sus destinatarios finales.

Valga como dato que a lo largo de 2011, el puerto de Rotterdam manejó 11,88 millones de TEUS (1 TEU equivale a un contenedor de 20 pies). El total de carga registrada en este puerto, sumando la conteinerizada y la mercancía a granel, alcanzó los 434,6 millones de toneladas.

Puerto de transbordo

La importancia de Rotterdam no radica tan sólo en ser el puerto de destino final de muchas de las mercancías que llegan en los navíos y que luego serán distribuídas en diferentes puntos de Europa.

El puerto holandés también constituye la principal ruta de ligación entre Reino Unido, la Península Ibérica y resto de países mediterráneos con los países escandinavos y del Mar Báltico.

Asimismo, gran parte de la mercancía que proviene del resto de los 4 continentes y que tiene como destino final cualquier país europeo, hace primero transbordo en Rotterdam para luego embarcar en el navío que finalmente le lleve a descargar en el puerto europeo correspondiente.

Igualmente, y a la inversa, constituye el puerto de transbordo para muchas mercancías que tendrán como destino final cualquier punto del planeta. Así, un contenedor puede embarcar en el puerto de Lisboa, navegar hasta Rotterdam y desde ahí tomar la ligación en un navío que lo transporte hasta Asia o África por poner tan sólo un ejemplo.

Para hacerse una idea del tráfico que soporta este puerto, a lo largo de 2011 se registraron un total de 83.643 movimientos de buques de navegación marítima.

Posición a nivel global

A nivel mundial, Rotterdam ocupa el 10º puesto en atención al número de contenedores que pasan por sus muelles cada año. El primer puesto lo ocupa el puerto de Shanghai con un total de 31,74 millones de TEUS manejados a lo largo de 2011, en una lista en la que 8 de los 10 puertos más importantes del mundo atendiendo a este criterio están en Asia, 6 de ellos en China.

A nivel europeo, se sitúan tras Rotterdam los puertos de Hamburgo y de Antwerp (Amberes), con 9,04 y 8,66 millones de TEUS registrados a lo largo de 2011.

Si atendemos al criterio de la carga total manejada, Rotterdam, con un total de 434,6 millones de toneladas, ocupa el 5º puesto en una clasificación que comanda también Shanghai con 727,6 millones de toneladas registradas a lo largo de 2011. Atendiendo a este criterio, hasta 8 puertos radicados en China aparecen en el "top ten" de esta lista.

En este caso, Antwerp supera a Hamburgo en esta clasificación: 187,2 millones de toneladas por las 132,2 del puerto alemán.

Esta diferencia entre el número de contenedores recibidos y la carga manejada radica en el hecho de que Rotterdam cuenta con un sinfín de instalaciones en las que se almacenan, tratan y luego distribuyen diversos tipos de mercancías a granel como petróleo, productos químicos o minerales que no son transportados en buques porta-contenedores sino en petroleros o cargueros.