La cadena privada emitió anoche su copia del formato “Tengo una pregunta para usted”, con Belén Esteban como protagonista. Si “Felipe y Letizia” no pudieron contra la apuesta estrella de Antena 3, tendrían que intentarlo con otra princesa, en este caso “la princesa del pueblo”, debió pensar Paolo Vasile.

Tengo una pregunta para usted, Belén Esteban

El programa contaba con Jorge Javier Vázquez como maestro de ceremonias, su padrino en “Sálvame”, donde ha hecho carrera la ex del torero. La veterana Mª Teresa Campos, el colaborador de “La noria” Alfonso Rojo y la crítica televisiva Rosa Belmonte completaron un reparto de lujo.

Más de setenta personas se sentaron entre el público, que al más puro estilo del debate político fueron previamente seleccionadas en un estudio sociológico. Espectadores, y protagonistas por una noche, de todas las edades, géneros y lugares posibles representaban a la sociedad española.

Belén Esteban no tuvo dudas para sentarse en el banquillo y prestarse a ser interrogada sobre su vida privada. Preguntas sobre su vida sexual, su relación con Fran e incluso sobre Jesulín de Ubrique eran preguntas inevitables. María José Campanario era otra apuesta segura.

También hubo preguntas más directas, como la que atacaban su operación de nariz, insinuando el coqueteo de la famosa con el mundo de las drogas. Belén respondió que aunque ha probado algunas, no se ha enganchado, y admitió que su operación no salió del todo bien y tendrá que volver a pasar por el quirófano.

Interrogando a la princesa del pueblo

Los que ya conocían el formato de televisión se las sabían todas y las preguntas que le hicieron a la colaboradora estrella de Telecinco nos recuerdan inevitablemente a las que previamente se les hizo a los diferentes políticos que pasaron por “Tengo una pregunta para usted”.

¿Sabría recitar Belén la tabla de multiplicar del 9? Aunque lo intentó, el circo mediático la interrumpió para continuar con el programa y evitar así una catástrofe, no televisiva, pero sí cultural.

¿Cuánto cuesta un billete de metro o de autobús? En Madrid, no lo sabemos, pero en Benidorm, asegura que le costó un euro.

TVE protesta

La cadena pública le advirtió a Telecinco antes de la emisión del programa que no podía imitar el formato de ese programa, ya que la cadena estatal posee los derechos de explotación en nuestro país.

Pero parece que a Telecinco le dio igual y prefirió seguir adelante con una clase magistral de supervivencia televisiva. Jorge Javier Vázquez se encargó de defender que Telecinco es una cadena privada, y puede emitir lo que quiera. Traduciendo: el precio de la multa será menor de los ingresos generados si conseguían vencer a los romanos de Antena 3.

En cualquier caso, Telecinco jugó a publicitar su programa como un especial de Sálvame Deluxe, aunque a última hora dio la impresión de ser un programa distinto, bebiendo ambos de las mismas enseñanzas periodísticas.

La guerra de las audiencias

"Hispania" ha hecho daño en los platós de Telecino. Ha hecho temblar los suelos y desplegar la artillería pesada. Primero fue la tv movie de los Príncipes de Asturias, una apuesta importante en un país monárquico en tiempos de crisis. Ahora ha sido la princesa del pueblo, la reina de San Blas y comodín castizo de la cadena de Vasile. El precio no es importante, lo son los datos de audiencia, el share y el rating.

Y aunque Telecinco fuera la cadena más vista en el prime time con su anterior contra-programación, “Hispania” lideró durante toda su franja de emisión, con dos millones de espectadores por encima.

Esta semana tampoco lo ha conseguido: los romanos han vuelto a conquistar la parrilla. Casi dos millones de personas prefirieron ver la ficción histórica que ahondar más en la vida de Belén Esteban. Nada más y nada menos que un 10% de share diferenció a los dos formatos.

¿Qué nuevo espectáculo nos mostrará Telecinco la próxima semana para tratar de hacerle frente a Viriato en Antena 3?