La vinotinto era hasta no hace más de una década un seleccionado débil perdía todos sus partidos y cualquier rival sabía de antemano que cruzarse con ellos era una segura goleada a su favor.

La cenicienta del futbol sudamericano como también se la conocía en aquellos años es de las pocas naciones de la Conmebol que nunca se clasifico para una Copa Mundial de mayores ni obtuvo la Copa América. Siempre finalizó en los últimos lugares en esa competición. Es un país donde el Beisbol es el deporte más importante y recién en los últimos años el futbol ha ido creciendo y está ocupando los primeros lugares, hay que agregar que su federación fue la última que se fundó y afilió a la Conmebol.

El comienzo de la renovación

A fines del siglo 20 los dirigentes de la Federación Venezolana de Futbol harían un cambio radical en los trabajos y organizaciones de sus respectivas selecciones nacionales desde sus semilleros hasta la mayor, para ello sería contratado el entrenador argentino José Pastoriza quien comenzó el proceso cambiando la mentalidad de los jugadores venezolanos con la actitud positiva de salir a ganar los partidos algo que tiempos atrás no ocurría en la costumbre de este seleccionado.

Se empezó a desarrollar un nuevo estilo de juego pero pese a eso; los resultados para la eliminatoria mundialista de Japón 2002 no le serian favorables al entrenador por lo que fue despedido el Pato Pastoriza y llegaría en su lugar Richard Paez quien tomó el mando en las últimas fechas y comenzó a obtener los primeros resultados históricos de la vinatinto en un certamen internacional. La primer victoria en ese certamen seria en la fecha 14 ante Uruguay en Maracaibo por 2 a 0 luego vencería a Chile en Santiago también por el mismo score en el primer triunfo de la vinotinto fuera de su casa. Y los dos últimos triunfos en San Cristóbal frente a Perú y Paraguay por 3 a 0 y 3 a 1 respectivamente. Cerró una actuación más que aceptable porque además obtener triunfos importantes finalizó en el anteúltimo lugar de la clasificación: novena.

Se gano el respeto

Una mejor perfomance en estas eliminatorias mundialistas rumbo a Alemania 2006 acumuló triunfos históricos e importantes entre ellos: Colombia 1 a 0 en Barranquilla, un triunfo agónico con Bolivia 2 a 1 que se llegó a ubicar en el quinto puesto en la zona de repechaje. El mejor momento llegó con el triunfo ante Uruguay allí en Montevideo un insólito 3 a 0 que coloco a los caribeños en un cuarto puesto detrás de Brasil Argentina y Paraguay aun faltaban fechas para finalizar las eliminatorias.

En las últimas jornadas se les hizo difícil continuar en esa histórica ubicación por el repechaje y perdieron 1 a 0 con Paraguay en Maracaibo en el último match, concluyó la zona en el octavo puesto una posición más arriba que en la anterior eliminatoria por encima de Bolivia y Perú.

Nuevo técnico, nuevos retos

Richard Páez renunciaría a su cargo de técnico a fines del 2007 tras un enfrentamiento entre la prensa y los hinchas venezolanos que le pedían que quitara a su hijo del equipo, entonces asumía en su lugar Cesar Farias quien impondría un esquema táctico más ofensivo distinto del anterior entrenador que era más conservador.

Otra gran eliminatoria mundialista rumbo a Sudáfrica 2010, donde los caribeños llegaron con chances de clasificar hasta la última fecha, triunfos resonantes como 1 a 0 ante Bolivia en la altura de La Paz a 3600 metros sobre el nivel del mar, realizaron una adaptación de un mes en esa ciudad.

Nuevamente obtuvo otro importante resultado en Montevideo donde empato con Uruguay, un punto valiosísimo. Venció a Ecuador en la altura de Quito por 3 a 1 además supero a Colombia y empato con Chile en Santiago donde se colocaba a dos puntos de ir al repechaje como en el anterior certamen.

Las dos últimas jornadas pierde con Paraguay y empata ante Brasil en un histórico empate que los termina depositando en la octava posición con un total de 6 victorias.

Al mismo tiempo que la selección mayor disputaba las chances de entrar a una copa del mundo en esos meses, los juveniles de la categoría sub 20 comandados por el mismo entrenador de la mayor Farias, quien estaba de licencia con la otra selección, disputaba por aquel entonces la copa mundial en Egipto donde por primera vez en la historia un seleccionado de Venezuela la jugaba mas allá de la edad.

Se clasificaron a la Copa tras vencer a Uruguay en el partido final del Sudamericano de esa categoría. En el mundial lograron pasar la primera ronda vencieron a Nigeria y Tahití y en los Octavos de final cayeron por penales con los Emiratos Árabes. En ese equipo se destacaron dos delanteros goleadores: Yonathan Del Valle y José Rondon quien se convirtió en una de las máximas promesas del futbol venezolano y ahora juega en el Málaga de España.

De cara a la Copa América de Argentina

Actualmente poseen una legión de jugadores venezolanos que actúan en clubes del exterior como los casos de: Juan Arango de gran paso por el Mallorca de España y ahora en Borusia Dortmund alemán, Giancarlo Maldonado en Atlante de México, el maestrico Cesar González quien tuvo un extraordinario desempeño en el futbol argentino en Huracán donde fue subcampeón y ahora defiende los colores de Gimnasia también de ese país y José Manuel Del Rey quien tuvo un paso en el Deportivo La Coruña y es el jugador con más presencias en la actualidad del equipo nacional.

Este seleccionado nacional se supo ganar el respeto gracias a una década de trabajo serio y organizado, como bien señaló Farias en diario argentino Clarín el dia 21/4/11: " Hoy día, el futbolísta venezolano ha avanzado mucho en lo físico, en lo táctico y en la concentración. Complejos no tenemos. Esta es otra época"