Como siempre sucede en la primera semana de octubre existe expectación para conocer los diferentes premiados con el Nobel. El Premio Nobel de la paz se ha concedido a tres mujeres comprometidas con la paz. El premio se entregará en Oslo, el próximo 10 de diciembre.

Premio Nobel de la Paz para tres mujeres

El Premio Nobel de la Paz 2011 ha sido otorgado a tres mujeres defensoras de los derechos humanos, de la paz y de la extensión de los derechos a las mujeres. Se había hablado estos días del déficit de mujeres que han recibido el Premio Nobel de la Paz, y se ha intentado solucionar esta injusticia otorgándolo a la Presidenta de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, a la ciudadana también de Liberia Leymah Gbowee y a la yemení Tawakul Kerman. En el texto de justificación del Premio Nobel, el Comité ha escrito lo siguiente: "Hemos decidido otorgarles el galardón por su lucha no violenta para garantizar la seguridad de las mujeres y la participación de las mujeres en los procesos de paz de sus países (...) No podemos conseguir la democracia y la paz en el mundo hasta que las mujeres no tengan las mismas oportunidades que los hombres para influir en el desarrollo a todos los niveles de la sociedad"

Ellen Johnson-Sirleaf, presidenta de Liberia

Ellen Johnson-Sirleaf ha tenido un papel fundamental en la pacificación de Liberia así como de la consolidación de la democracia. Fue la primera mujer elegida para presidir Liberia, y ha luchado para salir del caos en el que se vio abocada Liberia, consolidando un régimen político democrático.

Leymah Gbowee, activista a favor de la paz

En la guerra civil de Liberia destacó la lucha de la activista a favor de la paz Leymah Gbowee, quien vio el papel que pueden tener las mujeres en la difusión de las ideas de paz. Ese activismo fue lo que posibilitó el fin de la guerra y la llegada de un régimen plenamente democrático, precisamente con el gobierno de la presidenta Ellen Johnson-Sirleaf.

Tawakul Kerman, luchadora por la democracia en el Yemen

El Comité del Nobel de la Paz no ha querido olvidarse del todo de la Primavera árabe, y,por ello ha querido premiar la labor de la activista del Yemen Tawakul Kerman quien, tras conocer que había recibido el Premio Nobel de la Paz declaró lo siguiente: "No dejaremos nuestra revolución incompleta. Queremos un Yemen democrático y moderno. Es lo que la juventud y los mártires y heridos quieren. Continuaremos con nuestro movimiento pacífico". El pasado mes de enero fue detenida por el régimen de Al Saleh, pero la presión popular obligó a las autoridades a liberarla.