En diciembre de 2011 se anunció el posible planeta habitable Kepler 22b aunque no se podía asegurar que fuera una supertierra o un minineptuno; lo que sí es seguro es que la NASA lo incluyó en la categoría de supertierra. Esta categoría "supertierra" ha traído algunas desavenencias entre los astrónomos, respecto de los planetas que corresponde incorporar, por lo que una reseña sobre lo ques una supertierra y los descubrimientos de esos astros desde el año 2005, pueden resultar útiles para salvar las dudas que genera ese anuncio.

¿Qué es una supertierra?

Se llama supertierra a un planeta terrestre extrasolar que tiene una masa equivalente entre una y diez veces la de la Tierra, aunque otros dicen que para que se le agregue el prefijo "super" debe tener por lo menos desde dos veces la masa terrestre. Otra característica que tienen en común es que estos astros se encuentran bastante cerca de la estrella anfitriona a la que orbitan - lo que no significa que estén en su zona habitable -. Un planeta de semejante tamaño no podría haberse formado lejos de la estrella con esas características y sería un gigante gaseoso. Sin embargo los gigantes gaseosos sí pueden estar cerca de su estrella, de hecho se piensa que puede haber mundos habitables en satélites de planetas gigantes gasososos como 55 Cancri a 40 años luz de la Tierra o en la ficción de Avatar, el satélite terráqueo Pandora. También se considera que una supertierra es un planeta de superficie sólida y de tipo rocoso.

El primer exoplaneta considerado supertierra

Ya en 1991 se habían descubierto astros orbitando alrededor de una estrella de nuetrones (los restos de una supernova); era la época en la que todavía no se habían descubierto exoplanetas y esta categoría de supertierra no existía ni tampoco se los consideró como los primeros exoplanetas. Esto vendría unos años después con 51 Pegasi b. Por eso, el primer caso en el que se considerá supertierra a un exoplaneta fue en 2005 cuando el equipo encabezado por el astrónomo Eugenio Rivera descubrió a Gliese 876 d, fecha desde la cual se han ido descubriendo varias supertierras. En el sistema solar, salvo la Tierra y Venus que no alcanzan la categoría, no hay ningún planeta que sea una supertierra, ya que todos los demás planetas tienen, por lo menos, 14 veces la masa terrestre, empezando por Urano y Neptuno. Pero volviendo a Glises 876 d, la primera supertierra descubierta, que orbita alrededor de la enana roja Gliese 876. Este exoplaneta tiene una masa que se estima en unas 7,5 veces la de la Tierra, su órbita la lleva a cabo en 2 días y por su gran cercanía a la estrella tiene una temperatura en la superficie de unos 380° celsius. Otros descubrimientos de supertierras posteriores fueron OGLE-2005-BLG-390Lb, una supertierra de unas 5,5 masas terrestres a unos 20.000 años luz y HD 69830 b, con una masa aproximada equivalente a 10 veces la terrestre y a unos 40 años luz de distancia.

Primera supertierra descubierta en una zona habitable

Los astrónomos seguían hurgando en el espacio, habida cuenta de que la habitualidad de las supertierras empezaba a ser la regla y además, se determinaba que en esa habitualidad, esos planetas podían estar en las zonas habitables de sus estrellas. Fue así que en abril de 2007,Stéphane Udry y su equipo anunciaron el descubrimiento de dos nuevas supertierras alrededor de la enana roja Gliese 581. Estos planetas giran alrededor de la zona habitable de la estrella. Se los denominó, conforme al momento de su descubrimiento (el primer planeta descubierto de una estrella se le agrega la letra "b" al nombre de su estrella), como Gliese 581 c y d; el "c" tiene una masa equivalente a 5 veces la masa terrestre y se ubica a unos 12 millones de kilómetros de la estrella. Si tuviera un índice de reflejo de la radiación solar (albedo) parecido a Venus o a la Tierra y sin saber como es su atmósfera (sobre todo porque parece que da siempre la misma cara a su estrella), se cree que el planeta podría tener una temperatura superficial aproximada de -3º C o 40º C.

Los últimos descubrimientos de supertierras

Sin duda que la misión Kepler de la NASA ha revolucionado todas las estadísticas, ya que desde 2009 ha encontrado decenas de supertierras, de la que Kepler 22 b es la más prometedora hasta ahora, desde el punto de vista de la habitibilidad. Sin embargo se pueden agregar otroa casos, como en junio de 2008, se descubrieron 3 supertierras alrededor de HD 40307, una estrella con una masa algo menor a la del Sol a unos 42 años luz de distancia. HD 40307 b, c y d tienen masas que van desde 4,2, 6,7 y 9,4 veces la masa de la Tierra. Un tiempo después se anunció otra supertierra de unas 7,5 veces la masa de la Tierra orbitando en 9,5 días alrededor de la estrella HD 181433.